viernes, 2 de enero de 2015

Adiós 2014.

La verdad es quería haber escrito antes esta entrada para felicitar las fiestas y demás, pero ya se sabe que no siempre es posible aquello que se quiere.

Haciendo balance, 2014 ha sido un año bastante aceptable... Terminé la Uni, me independicé (aunque tuvimos que cambiar de casa a los tres meses... Sólo diré que Julio y Agosto no son buenos meses para ir a ver pisos, el vecino de al lado puede estar de vacaciones y no sabrás lo que te espera hasta que sea demasiado tarde - probablemente haya entrada sobre este tema más adelante -, aunque hemos mejorado infinitamente con el cambio en todos los sentidos), estoy mejorando mi nivel de inglés y he aprovechado para hacer y aprender muchas cosas a las que les tenía ganas.

Las únicas cosas malas de este año pasado fueron la muerte de Ónice (le sigo echando de menos... A ver si dentro de poco podemos adoptar...) y que no encontré trabajo... Bueno, sí, lo encontré, pero duré dos días, literalmente (se ve que no sirvo para la venta de tarjetas de crédito por teléfono, ¿qué se le va a hacer?).

En fin, ya que, después de un par de meses de caos, estamos otra vez completamente asentados, volveré con más asiduidad por aquí. Creo que, junto con encontrar un trabajo, va a ser mi único propósito para este año.

¡¡¡Feliz año nuevo!!! ¡Besos!