domingo, 28 de junio de 2009

Vámonos al Oeste...

Bueno, antes que eso, felicito a mi Alice Cullen y a Dani por sus respectivos cumpleaños... ¿Por qué a ellos no les he escrito una poesía? Pues básicamente porque a mi Alice Cullen la estoy preparando otra cosilla (intriga, intriga, chínchate!!!! XD) que le llegará con retraso y porque no sabía cuándo era el cumple de Dani! (Así que te debo algo friki con superhéroes... XD).

Ahora voy con otra cosita que debo a mi Alice Cullen desde hace semanas... Pero es lo que tiene que tu jornada laboral se amplíe porque te hacen contrato, que además tú te apuntes a un gimnasio por las tardes, que recibas la visita de alguien especial...

Vamos, que mi vida ha estado muy ocupada, para acabar pronto... XD

Hoy os voy a hablar de Alexander Supertramp... O Alex McCandless... O, según su partida de nacimiento (haciendo un guiño a la película, llamemos a las cosas por su nombre), Chris McCandless...

¿Quién es él?

Es un muchacho insatisfecho con su vida que decidió dejarlo todo nada más graduarse en la Universidad, decidió dejar todo atrás, romper todos los lazos que tenía y no establecer otros profundos, para vivir en plena naturaleza.

¿Por qué le conozco?

Primero porque vi la película "Into the wild" (que me gusta a mí el nombre original, más que el "Hacia rutas salvajes" de la traducción XD) hace un par de semanas y acabo de terminar de leer el libro en que aquélla se basa (la cajera de cierto centro comercial flipó cuando, a los dos minutos de haber pagado "Groucho y yo" de Groucho Marx - libro que llevo persiguiendo desde que leí un fragmento en el instituto y que no había encontrado hasta ahora -, le llegué con éste para que me lo cobrara también... Jo, lo vi cuando iba a salir por la puerta, leches XD), escrito por Jon Krakauer.

Os pongo en situación...

Chris, interpretado en la película por Emile Hirsch, es un muchacho tremendamente inteligente, prometedor, muy exigente consigo mismo y con el resto que odia a sus padres...

Bien, sus padres eran dos personas tremendamente trabajadoras, que, desde un origen humilde, consiguieron lo que podríamos considerar una fortuna... Sin embargo, Chris sentía que su dinero y sus regalos caros no podían sustituir el cariño que él sentía que le faltaba... Eso y descubrir que su padre había seguido viendo a su primera mujer y había llegado a tener otro hijo con ella aún después de que él hubiera nacido le hicieron alejarse cada vez más de sus progenitores...

Se puede decir que la persona con la que más unido estaba de su familia era su hermana, pero tampoco dudó en cortar los lazos con ella para buscarse a sí mismo.

De esta forma, en 1990, Chris se graduó en la Universidad, donó el dinero que tenía en la cuenta corriente, 24.000 dólares, a una ONG, se montó en su coche de segunda mano y se fue de Atlanta.

Se dedicó a recorrer el país (llegó a pasar a México, incluso), tratando de no tomar demasiado aprecio a nadie y pensando que nadie le tomaría demasiado aprecio a él... No veía el impacto que su persona provocaba en el resto...

De esta forma, personas con las que a lo mejor compartió unos pocos días o, incluso, unas horas, quedaban impresionadas por este muchacho de 22 años, no demasiado alto, con ojos que despedían inteligencia a raudales, brillante en su conversación y en su trato, con problemas a la hora de enfrentarse a problemas prácticos, quizás demasiado idealista, devorador de literatura y obsesionado con Alaska.

En un momento dado, tuvo que abandonar el vehículo y decidió quemar todo el papel moneda que llevaba encima. Quería alejarse de la humanidad y lo primero fue alejarse del dinero... Vivir con lo imprescindible... De este modo, se hizo autoestopista.

Durante su viaje (un viaje de dos años) asimiló todo lo que se le ponía por delante, era un muchacho que quería aprenderlo todo de todo... Y en todo lo que emprendía, lograba destacar, aunque nunca le interesó perfeccionar nada, de hecho, desdeñaba a quienes le daban consejos acerca de cómo mejorar algún aspecto que él ya sabía que se le daba bien...

Pues sí, en Abril de 1992, después de dos años de vagabundeo, de ir de un lado para otro, consiguió llegar a Alaska, cerca de Fairbanks, a los bosques del Norte del monte McKinley (parque Denali) y se internó en ellos pensando que sería capaz de sobrevivir sólo con lo que encontrara en la naturaleza... Y casi lo consiguió.

Algunos dicen que por imprudente, otros que por ignorante, otros que por orgulloso... En la película se da a entender que cometió errores fatales... Como es confundir la planta del guisante silvestre (venenoso) con la de la patata silvestre (comestible)... Sin embargo, en el libro se explica que probablmente Chris no cometiera este error (si en cuatro meses no lo había cometido, sería raro que lo hiciera en ese momento), sino que en vez del tubérculo de la patata silvestre, decidiera ingerir también la semilla, que, en algunas épocas del año, es tóxica (aunque no lo especifican los tratados de medicina ni de botánica, ni en ningún sitio... Se descubrió a raíz de que el autor del libro tomara unas muestras y las enviara a un amigo suyo, científico).

El caso es que sí, alrededor del 18 de Agosto falleció de inanición, solo, en el autobús abandonado que le servía de refugio, más cerca de la civilización de lo que pensaba (se deshizo del mapa que llevaba antes de internarse en el bosque y no hizo grandes expediciones exploratorias por los alrededores). Una veintena de días más tarde llegaron casualmente una pareja, un grupo de tres cazadores y otro cazador solitario al autobús y encontraron el cuerpo sin vida de Chris en el interior de su saco de dormir.

Sobre la película, diré que me emocionó... Sobretodo me fascinó la fotografía, preciosa... Claro, que tiene el sello de Sean Penn (y no Peen, como reza la portada del libro XD), y una banda sonora a cargo de Eddie Vedder (cantante de Pearl Jam, por si hay alguien que no le conozca). Sobre el libro diré que permite profundizar mucho más en la personalidad de este muchacho, pero creo que uno queda "cojo" sin la otra, y viceversa.

Para terminar, diré que Ronald Franz (nombre ficticio) dejó de ser creyente a raíz de la muerte de Chris, porque cuando Álex (como él le conoció) partió hacia Alaska, pidió a Dios que lo protegiera, pero que Dios le dejó morir... Sin embargo, opino que McCandless se ha convertido en una de esas personas eternas, gracias a que su proeza será recordada por el cine y la literatura.

Os dejo con el video oficial de "Hard sun", canción de la BSO, con escenas de la película:


Aquí dejo la letra:

When I walk beside her
I am the better man,
when I look to leave her
I always stagger back again.

Once I built an ivory tower
so I could worship from above,
when I climb down to be set free
she took me in again.

There’s a big,
a big, hard Sun
beating on the big people
in the big, hard world

When she comes to greet me
she is mercy at my feet,
I see her inner charm
she just throws it back at me.

Once I dug an early grave
to find a better land,
she just smiled and laughed at me
and took her rules back again.

There's a big...

Once I stood to lose her
and I saw what I had done,
bowed down and threw away the hours
of her garden and her Sun.

So I tried to want her
I turned to see her weep,
40 days and 40 nights
and its still coming down on me.

There's a big...

Y la traducción:

Cuando ando a su lado
soy el mejor hombre,
cuando intento irme
siempre me tambaleo de vuelta otra vez.

Una vez construí una torre de marfil
para poder adorarla desde arriba,
cuando descendí para ser libre
ella me hizo entrar de nuevo.

Hay un gran,
un Sol grande y duro,
golpeando a la gente grande
en el mundo grande y duro.

Cuando viene para saludarme
ella se postra a mis pies,
veo su encanto interior
ella simplemente me lo devuelve a mí.

Una vez cavé una sepultura temprana
para encontrar una tierra mejor,
ella simplemente sonrió y se rió de mí
e impuso sus reglas otra vez.

Hay un gran...

Una vez me propuse perderla
y vi lo que había hecho,
me encorvé y tiré las horas
de su jardín y su Sol.

Así que intenté quererla
me giré para ver su llanto,
40 días y 40 noches
y aún está cayendo sobre mí.

Hay un gran...

Nena, espero que esto esté a la altura de tus expectativas... XD

La próxima entrada será la continuación de Insomnio, prometido XD Besos!!!

5 personas salieron a descubierto.

  1. Creo que si ese chico se hubiera dejado querer en cualquiera de los sitios en los que paraba, podría haber tenido una vida plena. El problema de los inconformistas es que buscan algo más allá de lo que en realidad se van encontrando por la vida, y lo desdeñan esperando encontrar su ideal, sin darse cuenta de que lo que han recibido es ya de lo mejor que podrían encontrarse.

    ResponderEliminar
  2. Se sospecha que hacia el final de sus días, se dio cuenta de ello y trató de volver a la civilización, pero... Entre unas y otras circunstancias, el aislamiento que se había autoimpuesto se alargó en contra de su voluntad... (Supongo que hay que tener cuidado con lo que se desea...). Besitos!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con lo que dice Mr Blogger pero también es cierto que él fue valiente, hay que serlo para atreverse a dejarlo todo teniéndolo todo... Hay inconformistas que paradójicamente se conforman, él no. :)

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Pero esa clase de inconformismo surge de la no aceptación de quien eres y de qué papel desempeñas en tu vida. Es más una búsqueda de quien eres tu mismo que el aceptar que hay cambios en tu vida y que puedes adaptarte a ellos, es una huída desesperada hacia delante sin saber muy bien como ni por qué, donde solo importa el dejar atrás lo que te ha hecho daño, sin llegar a comprenderlo, apreciarlo y sin saber arreglarlo. Una pataleta de grandes dimensiones. Pero si, es muy valiente. Y como tal lo admiro, admiro mucho de lo que hizo. Sin embargo, pese a que por sus ideales haya logrado llevar a cabo grandes hazañas, vivir por un ideal te lleva a no vivir, no sé si me explico. Los ideales deberían ser más flexibles y permitirnos ver la realidad como es y no dejarnos cegar por ellos.

    ResponderEliminar

No te escondas.