Páginas

martes, 12 de enero de 2010

¿Y si nos vamos al lejano oriente?

Hoy os voy a contar un cuento... No, mejor os lo va a contar Albert Ketèlbey con una de mis composiciones favoritas, ¿os parece?

Imaginaros que estamos en la lejana Persia en sus tiempos de opulencia. Imaginad los palacios de ensueño. Imaginad los trajes suntuosos... Y dejad que la música os transporte...

Imaginad que donde estáis se aproxima una caravana de comerciantes con sus camellos anunciando su mercancía.

A la vista de la caravana, y oliendo las riquezas, se acercan los mendigos, pidiendo una limosna.

Ahora imaginad que la princesa decide darse una vuelta para ver los tenderetes.

¡Esperad! Algo capta vuestra atención... Son los saltimbanquis, con sus espectáculos... Pero desviáis la vista hacia los encantadores de serpientes... Son tantas cosas las que hay que ver en el mercado...

Pero... ¿Qué es eso? ¿Por qué se hace el silencio y todos ofrecen una postura respetuosa y comedida? Sí, el que viene ahora es el califa.

Y, como no podía ser de otra forma, confiando en el buen corazón de su gobernante, los mendigos se acercan a él, por si cae algo.

La princesa se dispone a irse también, con la caída de la tarde.

Por último, los comerciantes, recogen sus pertenencias, después de la venta y también siguen camino hasta el siguiente pueblo donde ofrecerlas.

Os dejo con la obra, "En un mercado persa". Una composición de 1920 que para mí es, simplemente, maravillosa:


Aquí os dejo la entrada de la Wiki sobre Ketèlbey: Albert Ketèlbey. También os dejo la de la Wiki en inglés, que es mucho más completa: Albert William Ketèlbey.

7 personas salieron a descubierto.

  1. Bueno tiene su encanto, Lao Tsé, Confucio, Tagore etc...mas hecho menos pensamiento.
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  2. Jooooo, yo quiero que el cuento lo cuentes tuuu
    Jooooo, empecé a leer esto con el Give it up de KC & the sunshine band y casi que no pegaba mucho y me fastidió toda la ambientación xD

    ResponderEliminar
  3. Una de esas músicas que conocía pero no sabía nada de ella. La verdad es que está muy bien, e interpretada en este caso con mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  4. Edu, sin embargo, en mi opinión, es mejor un hecho bien pensado... A veces actuar sin pensar es peligroso... Vamos, todo en su justa medida ;-)

    Míster, es que menudas mezclas me haces XD No me imagino una canción de KC & the Sunshine en Oriente, no... XD

    Paco, pues ya sabes por dónde buscar si te gusta ;-) Y sí, esta interpretación a mí me llamó la atención... Me parecía que la parte de los camelleros iba demasiado deprisa con respecto a otras versiones que había escuchado yo... XD Pero bueno, tampoco queda mal, la verdad :-D Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Escuchando la musica me imagino los turistas de Barcelona embobados con una escultura humana, rodeados de prostitutas y siendo robados por carteristas...

    ResponderEliminar
  6. Neutrino, el cuento contado por ti cambia un poquito, ¿no? XD Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola¡
    Permiteme presentarme soy Fernanda, administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu blog.
    Un cordial saludo
    Fernanda Fernandez.
    maferfpor@hotmail.com

    ResponderEliminar

No te escondas.