domingo, 27 de marzo de 2011

Libia no es Irak.

Retomamos también las entradas político-sociales.

Imagino que todos habréis visto las noticias y sabréis todas las revueltas que han habido en los países islámicos, ¿verdad?

Empezó Túnez, se contagió a Egipto, de ahí saltó a Libia, Siria, Yemen, Jordania...

La mayoría de estas revueltas han conseguido que o bien el dirigente político se vaya o bien que se tomen medidas más "aperturistas" por parte de los Gobiernos.

Todos pensamos que eso estuvo bien.

Sin embargo, en Libia esto no ha sido así. Gadafi se aferró al poder y trató de acallar al pueblo mediante la violencia, comenzando así una guerra civil.

Todos pensamos que Gadafi es un sinvergüenza.

Después de unas semanas en que Gadafi ha estado masacrando a los "rebeldes" ayudado de mercenarios, anunciando cada dos por tres un alto el fuego que después era él mismo el que incumplía, etc., la ONU ha decidido tomar cartas en el asunto, declarando Libia como zona de exclusión aérea y mandando aviones para patrullar por la zona y asegurar que se cumple.

Bien, aquí es donde la opinión de la gente se divide.

Unos dicen que la ONU debía haber intervenido antes, otros dicen que la ONU debería estarse quieta y que sólo van a Libia por el petróleo y que esta operación no se diferencia lo más mínimo de la invasión de Irak.

Y yo leo esto último y se me queda cara de idiota.

Veamos, el 99% del tiempo la ONU es un adorno muy bonito que no sirve para absolutamente nada y así seguirá siendo mientras cinco países sigan teniendo derecho de veto, creo que esto está bastante claro... Pero, sinceramente, pienso que en esta ocasión ha actuado bien... Tarde, pero bien.

Sobre lo de que esta intervención en Libia sea igual a lo que pasó en Irak, aunque es bastante posible que la ONU diga aquello de "a río revuelto, ganancia de pescadores", no veo que esto sea igual a lo que pasó entonces, por los siguientes motivos:

- La propia ONU declaró ilegal la invasión de Irak, pero como Estados Unidos tiene derecho de veto, no pudo tomar medidas para que no se produjera. En Irak estaba claro que lo único que buscaba Bush era el petróleo y vengar a su querido padre del ridículo que hizo cuando intentó invadir él ese país. Sería un poco extraño que en esa ocasión la ONU no quisiera aprovecharse para conseguir el petróleo y ahora sí.

- En Irak no había protestas ni manifestaciones multitudinarias y, desde luego, no había matanzas indiscriminadas por parte del Gobierno, es decir, sí, Sadam Hussein sería un dictador, y habría cierta opresión (cosa lógica en una dictadura), pero garantizaba ciertas libertades, el país era laico, aunque la población fuera mayoritariamente musulmana, las mujeres podían ir a la universidad y no estaban obligadas a llevar velo... Están ahora muchísimo peor que con Hussein. En Libia, la gente se había empezado a manifestar y Gadafi empezó una masacre.

- Para invadir Irak en lo único que se basaba el "trío de las Azores" fue en la supuesta existencia de armas de destrucción masiva en ese país, aunque ni antes ni después se han encontrado. La motivación para intervenir (que no invadir) en Libia es defender a esos civiles que Gadafi está masacrando.

Ahora viene la pregunta de por qué interviene en Libia y no en Korea, por ejemplo... Y la respuesta, viendo los puntos anteriores es obvia. En mi opinión, si el dictador en cuestión masacra de forma silenciosa y sin que se vea mucho, la ONU piensa que se puede esconder la suciedad debajo de la alfombra, mientras que si son casos demasiado evidentes y sangrantes, entonces decidirá actuar... Aunque sea tarde.

Así que al menos yo no puedo más que concluir que Libia no es Irak.

Os dejo un enlace interesante también comparando los dos casos: Las cinco diferencias entre Irak y Libia.

jueves, 17 de marzo de 2011

¡San Patricio!

Pues sí, ya es San Patricio, el patrón de Irlanda.

¿Y qué pasa en San Patricio?

Muy sencillo. Pasa que, en condiciones normales, Helen, el Gran Hombre y yo nos juntamos para ir a nuestro pub irlandés favorito y frikeamos mucho.

Así que este año no podría ser de otra forma y esta tarde quedaremos para beber Guinness y hacer coñas (porque me da que estará tan lleno que jugar al billar será imposible). De hecho, he dejado esta entrada programada (no quería desvelarles la sorpresa), así que, si lo de programar entradas funciona bien, cuando se publique ya deberíamos estar en plena celebración, más o menos de esta guisa:


Sí, sé que lo que tiene el peluche no es una Guinness, pero es lo que había cuando hice la foto XD

¿Cuál es la sorpresa que no quiero desvelarles? Os dije que quería intentar hacer algo con fieltro, ¿verdad? Pues bien, decidí hacer algo para este día, así que aquí están los últimos broches que he hecho,  un sombrero de leprechaun, dos tréboles y otra rosa como la que ya os enseñé, esta vez en rosa para un regalo (a ver si termino de hacer el montoncito de cosas que tengo pendientes...):


Además, también he decidido hacer la frikada completa y pintarme las uñas de acuerdo con el día XD Tengo que pillar aún el truco al cacharrillo de hacer dibujos en las uñas (sólo enseño una en que más o menos se ve bien), se supone que son un par de trisquels superpuestos XD:


Hoy tenía pensado también plantar las semillas que el Gran Hombre me trajo como recuerdo de Irlanda la última vez que fue, pero me temo que esto va a esperar al fin de semana (y más vale que los mosquitos verdes se estén quietitos, que ya tuvieron bastante festín con mis claveles chinos...).

Por lo demás, poca cosa...  Pero volveré! Besos!!

viernes, 11 de marzo de 2011

Elemental, querido Watson...

No, no me he olvidado de que tengo un blog, ni se me han acabado las ideas sobre las que escribir.

El problema es que este cuatrimestre estoy siendo híper-responsable con respecto a la Uni (más me vale si quiero terminar la carrera de una vez), así que entre las clases y que últimamente estoy intentando acostarme pronto, pues es lo que pasa, que tardo un mes y pico en pasarme por aquí.

Estoy segura de que ya sabéis de qué os voy a hablar hoy... (Venga, que con el título es fácil...). No, hombre, no, de Sherlock ya hay mucho escrito y es muy conocido! (Pero me he terminado sus libros hace muy poco y me apetecía rendirle un pequeño homenaje, siento despistar).

Os voy a hablar de otros tres de mis detectives literarios favoritos, porque, para quien no lo sepa, el policíaco es uno de mis géneros favoritos.

He de decir que de estos tres personajes de los que voy a hablar hoy no he leído todos los libros, pero sí los suficientes como para "conocerles" bastante bien.

El primero de ellos es Kurt Wallander, personaje creado por Henning Mankell, que es ni más ni menos que mi escritor "profesional" favorito, después de mi hermano, por supuesto (¿Cómo? ¿Aún no tenéis sus libros? Pasaros por aquí).

Por si no conocéis a Henning, es un escritor sueco del que todo lo que he leído suyo me encanta, desde los libros protagonizados por Wallander como los más interioristas como los que tratan temas africanos. Me encantan sus libros porque en todos te hace un análisis social tremendo y crea una psicología muy trabajada para todos sus personajes (en este sentido, recomiendo su libro "Profundidades", a ver si me lo releo y le dedico una entrada sólo para él), aparte de que él mismo es una persona totalmente comprometida (fue uno de los que estaban en la "Flotilla de la liberación" que Israel atacó, por ejemplo, y lleva años trabajando por África).

Volviendo a lo que es el personaje, se trata de un oficial de policía de más o menos mediana edad (bueno, un poco más alta que mediana), que se come muchísimo la cabeza por todo, tiene una relación con altibajos con su hija, tiene problemas de salud, etc. No es el típico héroe perfecto, y quizás esto sea lo que más me gusta de él, aparte de que las historias están tremendamente bien hiladas, aunque estoy cabreada porque en el último libro le ha retirado definitivamente, por lo que parece.

El segundo de ellos es Aloysius Pendergast, un agente del FBI creado por los estadounidenses Douglas Preston y Lincoln Child, que sí que me parece más un Sherlock Holmes actualizado, aunque no es ni de lejos una copia, pero sí es un tanto excéntrico como la creación de Conan Doyle. Una diferencia significativa es que en las historias de Pendergast los autores meten a veces elementos fantásticos, lo cual da una mezcla bastante interesante.

El tercero es Adam Dalgliesh, creación de la inglesa P. D. James, un inspector de policía viudo que se dedica a publicar libros de poesía a la vez que lucha contra el crimen. Los libros de esta mujer también me gustan muchísimo por cómo retrata la sociedad.

Y hasta aquí mis recomendaciones de novela negra. Eso sí, no hagáis como yo, si os interesa el género, empezad por el clásico Sherlock, merece mucho la pena aunque algunas historias puedan resultar un tanto naïves, quizás. En algún momento tengo que leerme todos los de Agatha Christie, que he leído sólo un par y el resto aún los tengo pendientes.

Si habéis leído algo de estos autores/personajes, ¿qué os ha parecido? ¿Me recomendáis algún otro autor de novela negra?

Os dejo algunos enlaces interesantes, por si queréis conocer más de los autores o personajes:

La entrada en la Wikipedia sobre Mankell: Henning Mankell.
La entrada en inglés sobre Mankell (que es bastante, bastante más completa): Henning Mankell.
La entrada en la Wiki sobre Wallander: Kurt Wallander.
La entrada sobre Preston: Douglas Preston.
La entrada sobre Child: Lincoln Child.
La entrada sobre Pendergast: Aloysius Pendergast.
La entrada sobre P. D. James: P. D. James.
La entrada sobre Dalgliesh: Adam Dalgliesh.
La entrada sobre Conan Doyle: Sir Arthur Conan Doyle.
La entrada sobre Holmes: Sherlock Holmes.