jueves, 3 de noviembre de 2011

Pero, Papandreu, ¿qué haces?

Hace tiempo que no escribía por aquí sobre ningún tema económico, sobre todo porque no había ningún tema económico que me inspirara últimamente, pero lo que está pasando en Grecia lo merece.

No sé si sabéis por qué se originó todo esto. La cuestión es que Grecia llevaba unos años falseando sus cuentas para maquillar la situación en que se encontraba (más bien mala), manteniendo una imagen de seriedad, solvencia, etc., hasta que se ha descubierto el pastel.

Grecia (al igual que otros países) se ha endeudado hasta las cejas y, obviamente, no puede pagar estas deudas. Los países tienen un mecanismo para paliar esto que consiste en "emitir deuda", que es un valor que cualquiera puede adquirir. Al comprar esta deuda, el país en cuestión consigue liquidez para poder pagar esas deudas a la vez que promete dar un interés a quien haya comprado esos títulos (si no diera ese interés, no sería una inversión atractiva para los inversores), y esto es lo que hizo cuando se descubrió el falseamiento de las cuentas.

Vale, Grecia emite esa deuda... ¿Quién la compró? Mayoritariamente, otros países de la UE, sobre todo Francia y Alemania.

Cuando un país compra deuda de otro, si hay riesgo de que éste no pague, también repercute en la solvencia del primero, como es lógico.

Como eso es lógico, Francia y Alemania quieren cubrirse las espaldas (de ahí que la UE haya decidido perdonar a Grecia la mitad de la deuda (a cambio, claro, de unos cuantos requisitos económicos, que se traducen en recortes, recortes y mas recortes).

A Papandreu lo único que se le ocurre es hacerse el ofendido y convocar un referendum para ver si aceptan esos recortes o no, cosa que a la UE (que no nos olvidemos que es quien ha comprado la deuda de Grecia) no le ha gustado demasiado, y han comenzado los rumores de que se expulsará a Grecia del Euro.

Pues, ¿qué queréis que os diga? Me parece lo más normal del mundo. Que sí, que es cierto que los referendum son una herramienta democrática y que hay que usarla y demás, pero, leches, si estamos como estamos porque falseaste los datos, ahora no te hagas el digno y cumple, alma cántaro.

En fin, veremos cómo acaba la cosa... Besitos!!