miércoles, 16 de diciembre de 2009

Not 4 sale.

No, yo no estoy a la venta. Ni Helen, que me acompañó ayer. Ni Duki, que no pudo venir. Ni ninguna otra persona.

O al menos no deberíamos estarlo.

Sin embargo, hay quienes no piensan igual.

Lo más importante es, no obstante, que hay quienes lo denuncian.

Una de estas personas es Elena. Otra es Emma Thompson.

A Emma Thompson supongo que la conoceréis... Os preguntaréis quién es Elena. Pues bien, Elena es una víctima de la trata de blancas, de origen moldavo por cuya historia Emma Thompson se interesó hasta el punto de montar una exposición sobre su cautiverio.

Como a tantas otras chicas crédulas, sin posibilidades económicas, sin apenas educación, provenientes de pueblos pequeños a las que alguien se acerca prometiendo sacarlas de la pobreza si las acompaña.

Elena cayó en la trampa. Acompañó a una mujer desde su pueblo natal en Moldavia hasta Londres, donde el sueño se acabó cuando le dijeron que les debía 20.000 libras y que debía pagarlas prostituyéndose.

Todo esto se cuenta en "Journey", una exposición que estuvo hasta ayer en el Retiro, y que Helen y yo fuimos a ver a pesar del frío que hacía ayer por la tarde.

La exposición está planteada de forma que parezca que te vas moviendo por un tren, con siete vagones temáticos diseñados por diferentes artistas, comenzando por su infancia en Moldavia hasta que sale de la red de prostitución.

La verdad es que la exposición impresiona, sobretodo el vagón de "El dormitorio", donde se representa el ambiente donde Elena tenía que trabajar junto con 6 chicas más y donde pasaban en ocasiones más de 40 hombres por día. Un ambiente opresivo, insalubre... Y que no deja indiferente a quien lo visita, porque han reproducido hasta la suciedad y el hedor que Elena recuerda que había en la habitación. Y yo me pregunto... ¿Tan poco le importa a la gente como para pagar por un rato de sexo en un antro así? Es decir, ya aunque seas un insensible y no te importe si las chicas están ahí voluntariamente o no o si las chicas cogen una infección, sino ya por tu propia salud... ¿Tan difícil es notar que hay algo que no va bien?

Hay otro vagón que a mí me llamó mucho la atención, "El cliente", donde un fotógrafo visitó cinco burdeles de ciudades donde había vivido, pagó por una sesión de media hora en cada uno de ellos y a las diferentes chicas les dijo que en esa media hora le fotografiaran como quisieran. Hay una que le hace hasta ponerse la ropa que le ¿obligan? a ponerse a ella.

Eso sí, deberían haber previsto que no todo el mundo mide 1,70 metros en el vagón de "El uniforme"... Con mi 1,50 me costaba asomarme a la mayoría de las especie de ventanas que había en la pared para que te vieras reflejado en el cuerpo de una prostituta, con los diferentes vestidos (por llamarlo algo) que las hacían ponerse.

Por lo demás, la iniciativa me gustó, aunque me parece que ha estado poco tiempo (desde el día 11 hasta ayer). Tampoco sé cuántas personas habrán podido verla.

Aquí os dejo una entrevista a Emma Thompson: Entrevista a Emma Thompson sobre "Journey".
Aquí otra a Elena (hay un enlace con fotos de la exposición): Entrevista a Elena sobre "Journey".
Y aquí la página web de la fundación Helen Bamber contra el tráfico de personas: Helen Bamber Foundation.

10 personas salieron a descubierto.

  1. Estas exposiciones deberían ser más comunes para concienciar aún más si cabe a la gente de hasta qué punto hay personas esclavizadas en el mundo, sin tener que ir a las minas en áfrica, quizá al lado de su propia casa. Luego dirán que legalizar la prostitución es un disparate y que con eso legitimarán una práctica blablablabla. Tenemos que cambiar esa realidad YA

    ResponderEliminar
  2. Después de ver la exposición Helen y yo estuvimos debatiendo sobre el tema... Sobre legalizar la prostitución... Pero ya no sólo eso, sino que realmente se proteja a las víctimas. En la exposición nos dieron un pliego con sentencias reales de Reino Unido donde a las víctimas no se las creía, donde se buscaban los más mínimos argumentos para denegar la residencia a las víctimas de trata de blancas procedentes de otros países... Que no hay que olvidar que la mayoría de ellas son niñas, rondando la minoría de edad cuando las engañan... Besos!

    ResponderEliminar
  3. Al legalizar se regularizan toda esta serie de cosas. Aún seguirían habiendo negocios ilegales, pero habría herramientas para cerrarlos y todo eso. Se reduciría ampliamente las malas prácticas, el trafico, etc. Se tomarían medidas para el control sanitario de locales y de las personas que ejercen, etc. Sobre este tema (y muchos otros) hay demasiada hipocresía por ahí...

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que ha estado poco tiempo (ni una semana) y se le ha dado muy poquita difusión. Yo me acabo de enterar de que eso existía pero sin duda me ha parecido interesante.

    ResponderEliminar
  5. El eterno debate de la prostitución, siempre más grave al hablar de la esclavitud sexual...

    A día de hoy no entiendo por qué sigue siendo ilegal la prostitución, al fin y al cabo se trata de mujeres que prestan un servicio y no hacen daño a nadie, todo lo contrario, si tienen clientes será por algo.

    El hecho de ser ilegal implica que se ejerza en la calle con los consecuentes problemas (menores expuestos a cosas que a sus padres no les hace mucha gracia que vean, peleas entre ellas,...).

    ¿Problemas de que puedan ejercerla en un apartamento propio? Pues, por ejemplo, el tipo de clientes que entrarían al edificio, aunque gente problemática te la encuentras en cualquier parte, así que...

    Que la legalicen, coño, que es un servicio como cualquier otro.

    ResponderEliminar
  6. Aparte de si la regularización solucionaría el problema de la trata de blancas o esclavitud sexual, cabe señalar como parte del problema la legislación frente a la inmigración. Es decir, es posible que no termine de servir para solucionar el problema únicamente la persecución de las mafias (igual que no funciona en otros ámbitos, como en el tráfico de drogas), ya que seguirán contando con cierta impunidad mientras la ley discrimine a los inmigrantes. Las mafias de trata de blancas buscan establecer sus "actividades" en los países en los que los inmigrantes tienen menos derechos. Por eso, la trata de blancas, al menos en Occidente, siempre se da con mujeres extranjeras. Vamos, que aquí en España no van a esclavizar a una mujer española. Sí podrían utilizar como trata de blancas a una mujer española en un país fuera de la UE. La razón de esto es fácil, en España las inmigrantes víctimas de trata de blancas que denuncien su situación podrán ser repatriadas o, peor aún, dejadas "sueltas" en uno de los paises con los que España tiene un convenio para "echarles" a los inmigrantes, es decir, echando a una persona a un país donde no hablan su idioma, dejándola a su suerte, muchos se pierden en esos paises y tardan muchos años en volver a encontrar a su familia (y si es que la encuentran). Todo esto tras pasar por un CIE donde hay hacinamiento, enfermedades, maltratos, violaciones... mientras se decide qué se hace con esa persona.

    Recientemente, el PSOE aprobó la nueva modificación de la ley de extranjería, endureciendo las medidas contra la inmigración sin papeles, y digo sin papeles porque estar en un país sin pasaporte es una falta administrativa, no un delito, por lo que esto de "inmigración ilegal" no lo voy a decir. En esta reforma de algo que de por sí no debería existir como es la ley de extranjería se ha ampliado el tiempo de permanencia en los CIEs, además de permitir con mayor facilidad las expulsiones. Por tanto, ¿qué pasa con las víctimas de la esclavitud sexual? pues que son inmigrantes sin papeles, que es lo que le interesa a las mafias, porque si se presentan en la policía, tienen posibilidades de que sean internadas en un CIE y luego expulsada del país. Igual que las inmigrantes sin papeles que sufren violencia machista. Luego el PSOE se arroga un falso mensaje igualitario, cuando sus medidas para la no discriminación de las mujeres son muy tibias (aparte de hacerlas de manera arbitrarias, sin importar que se discrimine a los hombres), e incluso perjudiciales como en el caso de la esclavitud sexual. Es decir, cada vez que el PSOE echa más mano dura contra la inmigración sin papeles, más favorece la trata de blancas. Sin embargo, esto no les ha impedido, de nuevo en este caso, atribuirse un falso compromiso, con la presencia de la superpija ministra de ¿igualdad? Bibiana Aído. Si les da por "comprometerse" (es decir, utilizar electoralmente) con la trata de blancas, seguramente harán como ya ha hecho el PSOE en alguna ciudad, hacer campaña con mensajes que vienen a ser como decir "no te vayas de putas", que es algo así como el hipócrita "dí no a las drogas". Es decir, no es la manera de solucionar el problema.

    Respecto a la exposición, al margen de que a la hipócrita presencia de Bibiana Aido habría que lanzarle un bazokazo, parece interesante por intentar mostrar la situación de esa mujer que colaboró con la exposición de manera lo más realista posible.

    ResponderEliminar
  7. Míster, estoy completamente de acuerdo contigo con el tema de la hipocresía... Y a esa conclusión llegamos Helen y yo también en nuestro debate...

    Laura, ya te digo... Yo me enteré por casualidad porque lo escuché en la radio el día 11, se lo comenté a Helen el día 13 ó 14, que sabía que la exposición existía pero no sabía dónde era, y de ahí que fuéramos... Pero deberían haberle dado más publicidad, desde luego...

    Misterioso, sí que la legalicen, pero que también persigan a las mafias que obligan a chicas a ejercerla en contra de su voluntad...

    Paco, ya echaba de menos tus discursos XD Totalmente de acuerdo contigo, aunque ya sabes que yo no soy tanto de bazokazos... XD Pero sí, desviándonos del tema del post, es cierto que parece que igualdad=discriminación "positiva", lo que constituye una contradicción en los términos... Besos!!

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que sales de la exposición "acojonada", si se me permite la palabra. Desde luego que debería haber estado más días y que se le hubiera dado más difusión, pero menos es nada...

    Sobre la legalización de la prostitución, totalmente a favor siempre y cuando las prostitutas (y prostitutos, que son menos pero los hay) ejerzan libre y voluntariamente y en las condiciones sanitarias y laborales oportunas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que sólo hay un partido político en España -con opciones reales de gobierno- que pueda sacar una Ley sobre esto adelante y no me estoy refiriendo al PP. ¿Lo malo? Que en el seno del PSOE no hay ni mucho menos un acuerdo sobre esto, sino todo lo contrario.

    Por último, igualdad no es igual a discriminación positiva... y ésta tiene un sentido muy lógico... Para que haya una igualdad real hay que partir de una igualdad de oportunidades real, y en la medida en que no seamos iguales desde el principio, tendremos que seguir "igualándonos" con ese tipo de medidas. Ojalá no fueran necesarias, pero en una sociedad en la que por el mismo puesto de trabajo, el hombre sigue cobrando más que la mujer (por poner un ejemplo), está claro que todavía no hemos asumido realmente lo que significa la igualdad. Llevamos siglos de discriminación hacia las mujeres en todos los aspectos y ámbitos de la vida, no se puede esperar que la mentalidad de la gente cambie de un día para otro, pero sí se puede ayudar a que eso pase.

    P.D. Ejemplo realmente claro contradicción en los términos:
    - Cultura californiana
    :)
    xD

    ResponderEliminar
  9. Ni muchísimo menos la discriminación positiva es el único camino hacia la igualdad de oportunidades.

    ¿Que una mujer recibe menor salario por el mismo trabajo que un hombre en una empresa? pues condena a esa empresa, y asunto solucionado. Lo que pasa es que esto ya chocaría con los intereses de la burguesía, y eso ya no le interesa al PSOE, cuya política "progre" de cara la galería puede tratar asuntos como la mujer o la homosexualidad, pero nunca afectar a los poderosos. Y el patriarco se mantiene como vestigio mediante los poderosos, no mediante el currela medio. Lo que es inadmisible es que con la excusa de la desigualdad se pretenda compensar una injusticia con otras injusticias. No, la solución no es discriminar al hombre, la solución es poner a la mujer en las mismas condiciones y con las mismas oportunidades.

    ResponderEliminar
  10. Yo he de confesar que en parte opino como Paco... Quizás sea una ilusa o una ingenua, pero opino que, aún partiendo de que no sea la peor de las soluciones, no me convence... Sinceramente, creo que el tema de la discriminación positiva es simplemente una forma fácil de callarnos la boca para que dejemos de dar la tabarra con la igualdad real... Besitos!!

    ResponderEliminar

No te escondas.