jueves, 17 de enero de 2013

¿En qué momento los padres dejaron de ejercer como tales?

Hoy vuelvo a escribir una de esas entradas que tantas ganas tenía de escribir… Ni tests, ni retos, ni entradas de relleno, ni… Una de reflexiones, que ya tocaba (y es que últimamente no he tenido tiempo para apenas nada…).

Pongámonos en situación:

El domingo 16 de Diciembre (¿ya hace un mes? XD) por la mañana fui con mi familia a ver "El cascanueces", en ballet, ya que con motivo de las Navidades lo representaron en un centro cultural de mi localidad.

Sin embargo, desde antes de comenzar la función, empezaron a torcerse las cosas… Primero un grupo de gente que, al no saber dónde estaban sus asientos, se sentaron en los nuestros (en vez de comprobar primero la fila y luego sentarse, lo hicieron al revés… Y creo que lo de comprobar la fila lo hicieron únicamente porque les dijimos que ésos eran los nuestros…). Pero eso no fue lo peor.

No.

Lo peor fue que había niños… Un grupo de seis o siete detrás de nosotros. Esto hubiera sido soportable si fueran niños en el concepto "habitual" del término. Pero no, no sólo eran niños, sino niños malcriados con padres pasotas (¡horror!).

Entre las patadas a nuestros asientos, el "¡mamá, tengo hambre!", el "¡mamá, esto es muy largo y me aburro!", los que se ponían a hablar, los que protestaban porque los bailarines no hablaban… Estábamos más tiempo mirando hacia atrás para tratar de que dejaran de molestar (o, como dicen en mi pueblo, de joder la marrana, que se ajusta más) que disfrutando del espectáculo, que fue precioso, todo hay que decirlo. Todo esto mientras los padres, sentados en grupito en el extremo de la fila, permanecían ajenos a lo que hacían sus criaturitas… Salvo la que parió a la cría de los gritos de "¡Mamá…!", que se cambió de sitio a nuestro lado… La no-demasiado-adorable niña empezó entonces a dar patadas al asiento de delante, el hombre que estaba sentado ahí protestó y la madre se vio desbordada, mientras le decía a su hija con tono suplicante…

- Y si protesta el señor, ¿qué hago?

Regañar a su hija, señora, que no es tan complicado, en serio, debería probar en alguna ocasión… O, directamente, llevársela a casa, que es otra posibilidad.

En serio, señores, tener hijos se supone que implica una serie de responsabilidades, como es educarlos, por ejemplo… Y, si no saben o no quieren hacerlo, al menos tengan consideración con el resto de los mortales y no los saquen a la calle… Y, por favor, antes de llevarles a ningún sitio, infórmenles de qué van a ver, acérquenles a ello y comprueben si a su hijo puede gustarle o no, antes de llevarles a ver una obra de dos horas… Porque la culpa de que los críos molesten no es tanto de los críos como de ustedes, sus progenitores…

Claro, que cuando son los adultos los que no tienen educación (móviles sonando, etc.), ¿qué podemos esperar de los niños?

La verdad es que últimamente pienso que los padres piensan que su única labor es traer a su prole al mundo y comprarles todos los caprichos, pero se olvidan de sus responsabilidades… ¿Para qué molestarse ellos en educar a sus hijos si pueden delegar eso en, por ejemplo, los profesores? Pues, verán, señores, la labor de los profesores es enseñar la materia, pero la educación debería aprehenderse en casa. Igual que el amenazar al crío en cuestión con el manido:

- Como te portes mal, viene ese señor y te regaña.

Señora, que ésa es su obligación, no la de los demás, que nosotros no hemos parido a su hijo ni tenemos la culpa de que sea un salvaje.

En fin, para acabar esta entrada dejo la última frase que escuché a una madre y que me marcó de por vida:

- Pórtate bien, como los niños adultos.

Con dos narices.

Nosotros sabremos qué futuro estamos creando… Besos!!

21 personas salieron a descubierto.

  1. Me encantan las entradas de reflexiones, son de las que más aportan porque podremos comprar muchas cosas que si nos olvidamos de pensar y reflexionar se acaba todo.

    Me recuerda mucho a un capítulo de Sexo en NY, donde pasa algo parecido.

    Los niños de ahora son pequeños dictadores, aprenden a manipular, casi al mismo tiempo que a usar internet y antes que a caminar.

    Me río de la visión distópica de un mundo feliz nuestro futuro va a ser casi sacado de un guionista de American Horror Story.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapa!!

      A mí también me gustan estas entradas… Lástima que el año pasado fue un completo caos y casi no dejé ninguna así, con un poco más de contenido… XD

      Estoy de acuerdo con lo de los pequeños dictadores, se supone que los padres son los que deben marcarles los límites, pero últimamente parece que eso conlleva demasiado trabajo…

      A propósito, buen gusto literario, me encanta ese libro de Huxley :-D Besos!!

      Eliminar
  2. y la vacuna de la rabia, que te la olvidas (y muchos padres, claro). Si es que hoy en día sacan a niños a la calle que deberían estar en la jaula... que poca consideración...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo a decir, que un crío debiera estar en una jaula (XD) es más culpa de los padres que del crío… Vamos, yo recuerdo que cuando mi hermano y yo éramos pequeños, sabíamos comportarnos y no dar por saco… Que también hacíamos trastadas, obviamente, pero al menos sabíamos respetar… Besitos!!!

      Eliminar
  3. El problema es que mucha gente piensa que tener un hijo es como comprarse un sombrero. Si mi prima Conchi tiene un enano, yo no voy a ser menos, que luego la gente habla. Pues no, señora, un hijo es bastante más molesto que un sombrero, no sólo para usted, que usted sabrá si quiere pasarse unos cuantos años persiguiéndolo zapatilla en mano, sino molesto también para los demás, que no tienen por qué aguantar gritos, llantos o patadas en el asiento cuando van a ver una obra de teatro o tratan de dormir en el avión.

    Si usted no quiere tener que educar a un niño, la solución es clara: no tenga niños. Tenga consideración con aquellas personas que desean tener un momento de paz que se han ganado a pulso durante muchos meses. Piense que, si usted es imbécil, no debería reproducirse, ya que le causa un daño gravísimo a la humanidad. De verdad, se lo prometo, tener hijos no es una condición indispensable para habitar la Tierra. La única condición es tener un poco de respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, yo entiendo que cuando es un bebé, va a llorar en cuanto necesite algo, porque no tiene otra forma de pedir las cosas… Pero cuando ya va teniendo dos años, ahí ya hay que ir formando a la persona, con cómo se piden las cosas, con lo que no se hace porque molesta a los demás… Y de esa forma nos evitaríamos que críos con 6 ó 7 años (como los que nos tocaron detrás ese día) sean unos cabestros… Y también hace mucho el saber qué le gusta a tu hijo y si va a ser capaz de asimilar lo que sea que quieras que vea…

      Y sí, yo también opino que hay gente que no debería tener hijos… Besos!!

      Eliminar
  4. Yo sólo sé que a la edad que yo coleccionaba cromos, coleccionan ahora novi@s... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de esto sí que tengo constancia desde siempre, en las guarderías sé que era algo bastante habitual el tener novios y novias… Otra cosa era llegar más allá, que ahora con 10 años saben más que muchos adultos (y me atrevería a decir que también tienen más experiencia que algunos adultos…). En fin… Besitos!!

      Eliminar
  5. A los seis años se pueden haber casado quince veces, que no pasa nada... pero que a los doce estén con los mismos problemas que una pareja estable y comeduras de olla (y de otras cosas) ...

    Vamos que no, no me convence. Carrozón seré xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es otro tema, claro XD En tu anterior comentario no habías especificado tanto :-P XD Besitos!!!

      Eliminar
    2. Coño, es que soy escritor. O me pagan por escribir o ni desarrollo ni especifico
      :-P

      Eliminar
  6. Los niños de hoy en día, que son mu adelantaos... eso es porque ya no trabajan en las minas y tienen mucho tiempo de sobra y no saben muy bien qué hacer con él. Lo raro es que ahora si hay tele, antes era más explicable si pasaban ciertas cosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si es que los padres son unos pasotas… :-P Besitos!!!

      Eliminar
    2. A ver si es que la tele hace de padre/madre pasota...

      Eliminar
  7. Luego dicen que no aprenden idiomas... el sueco lo bordan los muy...

    ResponderEliminar
  8. Esto empezó cuando dejaron de decir: "¡Pepito, Cállate!" y empezaron a decir "Por favor Pepito, ¿te quieres callar?". Cosas de la sociedad del buen rollo.

    Luego en Twitter hablan de "los hijos del Pueblo" y a mí se me ponen los pelos de punta. Yo cuando oigo hablar de "los hijos del Pueblo" pienso en niños sebosos dando por culo en el cine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, llegó un momento en que empezamos a sobreproteger tanto a los críos, que miedo me da pensar que éstos serán nuestros políticos, médicos, etc. del futuro... Besitos!!

      Eliminar

No te escondas.