lunes, 5 de agosto de 2013

Hay días turbios...

…Y ya sabéis que me encanta usar este blog para despotricar XD

Pues sí, el de ayer fue un día turbio… Y es que me gustaría saber de dónde se escapan ciertos especímenes…

Caso 1:

F. y yo decidimos echar la mañana en cierto centro comercial bastante importante de Leganés, para lo que decidimos tomar el Metrosur, y al subir al vagón había un hombre en silla de ruedas dormido.

Hasta ahí todo normal, supongo.

Lo que ya no es normal (o a lo mejor sí, oye, que ya me creo cualquier cosa…) es cuando este hombre se despierta antes de llegar a Juan de la Cierva y pregunta insistentemente si la siguiente estación es Puerta del Sur. Me pregunto en qué momento decidí ser buena persona y decirle que no, que aún le faltaban unas cuantas paradas para llegar, a lo que él comenzó con una verborrea en que mezcló las frases "es imposible" y "vengo de fiesta" con no entiendo muy bien qué lógica. Luego preguntó si es que se había pasado (seguramente sí, lo habría hecho, y quizás unas cuantas veces) y me preguntó si tenía que dar la vuelta, a lo que le respondí que ya no le merecía la pena, que a la altura que estábamos le merecía más la pena continuar en éste. Entonces me enfrenté con la afirmación que me llegó al alma…

- Es que no te enteras, ¿eh?

No sé con qué autocontrol no le mandé un poco lejos cuando insistió varias veces… Después de volver a preguntarme por Puerta del Sur simplemente le dije:

- Lo tiene usted muy fácil, ¿ve los carteles encima de las puertas con las líneas? Los mira por usted mismo.

Finalmente se bajó del Metro en la siguiente parada, tras volver a decirme que no me enteraba de nada.

Caso 2:

Precisamente, después del suceso anterior ya pensaba que había tenido la dosis de surrealismo del día y que ya todo sucedería según los cánones normales.

Pero no.

Cuando ya volvimos de dicho centro comercial y estábamos dando una vuelta por mi ciudad, nos encontramos con un afable anciano que se vuelve hacia nosotros y le pregunta a F. mientras me señala:

- ¿Es tuya?

F. y yo ponemos cara de incredulidad y él consigue articular un:

- ¿Cómo que si es mía?

Mientras el anciano seguía diciendo:

- Es que es guapa, sí…

Y ya se dirige a mí y me suelta:

- ¿Tú no me darías un beso?

Pues no, señor, no le daría un beso. Educadamente le di las gracias por lo de "guapa" y seguí mi camino junto con F.

Este último caso de ayer me recordó a cuando tenía unos 20 años y conseguí mi primer trabajo, repartiendo propaganda por los buzones de un barrio de Madrid, cuando un hombre también bastante mayor me paró para preguntarme qué repartía y finalmente, después de estar un rato hablando con él, me ofreció llevarme a su casa para "enseñarme cosas"…

Menos mal que el resto del día fue bastante bien, pero es que lo que no me pase a mí… (Le pasa a Piper!! XD). Besos!!

9 personas salieron a descubierto.

  1. Y lo peor es que cada día son más normales las situaciones extrañas.
    A ver si este año somos capaces de acabar los retos, porque voy con el d las trenzas al ritmo de las canciones :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad, mira que hacía tiempo que no me encontraba con una situación tan surrealista, y me tienen que tocar dos en el mismo día… XD

      A ver si es verdad, que ya me queda poco para acabar el reto, pero lo voy dejando, lo voy dejando… XD Besitos!!

      Eliminar
  2. Claro, como F. te compró en una tómbola...

    El tío de la silla de ruedas... para darle de comer aparte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será eso… A partir de ahora le tendré que llamar "amo" o algo así… XD

      El de la silla de ruedas me llegó al alma… No entiendo a la gente que te pregunta pero si le contestas algo que no es lo que quiere escuchar (aunque sea lo cierto), ya te acusa a ti de no enterarte… Ofú… XD Besos!!!!

      Eliminar
    2. No, no amo. Te amo, creo que se dice ;)

      Eliminar
    3. Ah, eso ya se lo digo… Entonces al final no tengo que cambiarlo, ¿no? XD

      Eliminar
  3. Calla, que eso de que lo que no te pase a ti, me pasa a mí es bien cierto...

    Ayer (bueno, ya no se consideraría ayer que son más de las doce) venía del médico de urgencias con mi abuela e íbamos por el parque camino de la farmacia para comprar las medicinas cuando pasó un grupo de gente paseando (les aproximo unos 40 arriba-abajo) y charlando. Yo claro, a mi bola con mi abuela y ellos pues charlando, yo qué sé, no puse atención. Pasaron todos y de repente se paró un hombre enfrente de mí y me suelta: '¡Me mola tu pelo! Mola, ¿eh? Cómo mola'. Y se fue con una sonrisa en la boca. o.O He de decir que no tenían pinta ni de borrachos (eran como matrimonios), ni que fueran a liarla o llamar la atención... Me quedé como en shock. xD

    Y hoy salgo para ir al gimnasio y pasan tres chicas (chicas, bueno, échales unos 25-35) hablando normal, riendo... Y se paran enfrente de mí igual, se quedan las tres calladas y mirándome con una sonrisa. Yo hasta pensaba que había salido sin el pantalón o algo raro. Pero no era sonrisa de reírse de mí, sino como de 'nos has hecho muy felices por pisar el mismo suelo que pisamos también nosotras, oh gran diosa'. xDDD Pero tan descarado que hasta mi madre se dio la vuelta al rato para ver qué les llamaba tanto la atención de mí y seguían ahí paradas y mirándome (ahora ya el culo xD) felices de la vida. o.O

    Yo no entiendo nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD Lo sé, por eso lo puse XD

      Creo que puedo entender a estas personas… A mí también me hace feliz que estés ahí ^_^ Y es que a lo mejor no eres tan "poquita cosa" como sueles decir… ;-) Besitos!!!!!

      Eliminar

No te escondas.