martes, 21 de abril de 2009

Te la debía

Esta entrada se la debía a mi Alice Cullen desde que fui a visitarla a Santander en Semana Santa... El caso es que estuvimos en un pueblo llamado Liérganes, que es precioso, donde se cuenta la leyenda del hombre pez.

A mí esta leyenda me llamó tanto la atención que le dije que la siguiente entrada en este blog sería esa leyenda... Entre pitos y flautas no fue así, pero más vale tarde que nunca...

Y así aprovecho para mandarle muchas fuerzas, que ahora las necesita... Que se aproximan tiempos duros, pero tú eres más fuerte que todo eso y todo va a salir bien, porque no puede salir de otra manera.

Aquí os dejo con la leyenda:

"Su proeza atravesando el océano de norte a sur de España si no fue verdad mereció serlo. Hoy, su mayor hazaña es haber atravesado la memoria de los hombres. Verdad o leyenda Liérganes le honra aquí y le da así la inmortalidad."

Así reza una inscripción en una placa del Paseo del Hombre Pez, en Liérganes, que es donde comienza nuestra historia.

Debemos remontarnos a varios siglos atrás, en concreto, al Siglo XVII para encontrar a nuestro protagonista, Francisco de la Vega, vecino de Liérganes, que tenía fama de muy buen nadador.

Su madre, queriendo que Francisco aprendiera un oficio, le mandó en 1674 a Bilbao, donde aprendió carpintería. Así, un buen día, unos amigos y él fueron a nadar a la ría... Pero Francisco se sumergió en las aguas y no le volvieron a ver.

Se le dio por ahogado tras varias horas de espera.

Sin embargo, 5 años más tarde, en 1679, un grupo de pescadores de Cádiz atraparon en sus redes a un ser desconocido, con cuerpo semihumano, pero con manos y pies palmeados y bránqueas.

Cuando le llevaron a tierra, este ser sólo pudo articular una palabra: Liérganes.

Después de que alguien informara de que se trataba de un pueblo de Cantabria, un fraile del convento donde llevaron al hombre pez decidió dirigirse con él hasta allí, donde su madre le reconoció.

Francisco de la Vega intentó vivir de nuevo en terreno seco durante 9 años, pero llegó un momento en el que no lo soportó más, se sumergió en el río Miera y nunca más se le volvió a ver.

A mí, al menos, me gustó, desde luego... Besos!!

7 personas salieron a descubierto.

  1. Bonita leyenda, buscaré más información.
    Medio besito, que hay crisis!

    ResponderEliminar
  2. Bonita leyenda, no la había oido nunca y la verdad es que me ha gustado.

    Bueno te dejo que tengo que ponerme con "Insomnio XI", porque deseo tenerla escrita antes del finde para que Sky pueda continuarla, asíque ahora mismo voy a escribir un trozo y de que esté acabada ya os avisaré a todos para que la leais.

    Un besito que en epoca de crisis hay que ahorrar xDDDD.

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero era un trucho, un besugo o un a-tuno?

    ResponderEliminar
  4. Misterioso, si encuentras más información, compártela, que yo esto es lo único que he podido conocer...

    Chica de cristal, me alegro de que te haya gustado :-D

    Míster, pues es una buena pregunta... XD Yo creo que era un anchoo... :-P Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Interesante leyenda!. Creo que es lo que da vida a muchos lugares. Esto me recordo a una de mis frases favoritas de "Leyendas de una Pasión":

    -"Algunas personas escuchan sus voces interiores con gran claridad y viven de acuerdo con lo que escuchan. Esas personas se vuelven locas, pero se convierten en leyenda".

    ¡¡¡¡Saludos y Besos!!!!

    ResponderEliminar
  6. Sky, la verdad es que sí, las leyendas es lo que en ocasiones hacen especial un sitio... O, si ya es especial de por sí, lo acentúan.

    Ahora echaré un ojo a los nuevos capítulos :-D Besos!!

    ResponderEliminar

No te escondas.