miércoles, 31 de marzo de 2010

Te agradecería que no me discriminaras...

Sobretodo por algo que no soy... Pero que aunque fuera, no es motivo para que lo hagas.

¿A qué viene esto?

Pues viene a que el domingo quedé con la perraca de Helen para frikear un rato (cosa que a ambas se nos da de miedo XD) por el centro de Madrid. Ella aprovechó para comprar un par de libros y yo aproveché para comprar el tomo número 5 de Spidergirl  (ya os hablaré de esta colección... Que me fastidió un poquito la reacción de Dani en su programa de radio hace un par de semanas -¿Que no lo escucháis? ¿A qué estáis esperando? La Mandrágora, los lunes de 22 a 00 horas. Se puede escuchar en línea aquí- porque puede parecer una colección un tanto "moña" o algo así, pero realmente es una de las mejores que hay... O por lo menos, es una de mis grandes favoritas).

Pues bien, después de las compras, decidimos bajar la Gran Vía para llegar a Plaza de España y de ahí al templo de Debod (algún día quizás contaré cómo perdí a un grupo de amigos buscándolo y cómo me odiaron mucho, mucho XD).

Para quien no nos conozca, he de decir que cuando nos juntamos Helen y yo lo raro es que no estemos soltando una carcajada tras otra o que no estemos soltando coñas, etc. Para más información, tengo la manía de intentar hacer cosquillas a todo bicho viviente con el que tenga un mínimo de confianza, aunque sepa que ese bicho viviente no tiene... Y resulta que Helen sí tiene XD Así que yo estaba entretenida haciendo cosquillas a Helen cuando ella decidió que una buena medida para mantenerme quietecita es que fuéramos cogidas de la mano... Hasta aquí ningún problema, ¿no?

El problema viene cuando, tan tranquilas que estábamos nosotras yendo Gran Vía abajo cogidas de la mano, una señora se nos quedó mirando con cara de odio y se quedó parada justo para que tuviéramos que soltarnos.

Vale, quizás yo nunca haya sido la tía más femenina del mundo -fútbol, juegos de rol, cómics de superhéroes, etc.-, pero resulta que soy hetero (creo que Misterioso F. puede dar fe de ello, vaya XD), al igual que Helen. También resulta que si realmente hubiéramos sido una pareja de lesbianas, por mucho que le pese a esa buena señora, tendríamos el pleno derecho a ir cogidas de la mano o a besarnos si nos hubiera apetecido sin tener que escondernos de nadie.

Eso me trajo a la mente el año que salió el PSOE en las elecciones con la promesa de permitir los matrimonios homosexuales, cuando una chica de mi clase estaba totalmente indignada porque no quería ver a dos tíos besándose... El resto de la clase estábamos bastante hartos de verla a ella enrollándose con otro chico de la facultad de forma bastante "innecesaria" en los descansos entre clase y clase... (Esta misma chica en una ocasión llegó totalmente emocionada porque había montado en Metro por primera vez desde que tenía 6 años...).

Me pregunto por qué cierta gente se toma de forma totalmente personal cosas que no les afectan. ¿Te perjudica que den más derechos a un colectivo determinado? No es el caso. No te están quitando derechos a ti para dárselo a ellos, sólo intentan ampliar sus derechos para ponerlos al mismo nivel que los tuyos. No sé si esta gente tiene unas ansias desproporcionadas de sentirse privilegiados y por eso se sienten "amenazados" o qué leches les pasa por la cabeza, pero no le veo la lógica.

También me hace gracia la plataforma a favor de la "familia cristiana"... Se olvidan de que España ya no es "una grande y libre" y que se supone que es un país aconfesional. Esto significa que no es una obligación profesar esas creencias, y por tanto, tampoco es obligatorio cumplir ciertos cánones estipulados por las mismas. Y hay tantas formas de entender el cristianismo como personas (bueno, quitando a los borregos). Por otro lado, me asquea que se utilice el término "cristiana" cuando deberían emplear el término "católica". Yo soy cristiana, pero actualmente no me siento católica precisamente.

Lo que sí siento es vergüenza e indignación cada vez que salen de manifestación con sus abrigos de pieles y sus ideas arcaicas dando a entender que todos los cristianos pensamos como ellos. Besos!

12 personas salieron a descubierto.

  1. La verdad es que fue muy heavy lo de la señora, por denominarla de alguna manera. Pero esto debería pasarle a más gente porque es una forma genial de ponerse en el lugar de otro, empatizar y comprender qué siente una persona a la que discriminan por razón de su orientación sexual, como era este caso. Antes podía imaginarme lo que se sentía, ahora más o menos lo sé, aunque haya sido durante un instante.

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo... Aún así, a mí lo que me parece más preocupante es cómo la gente sigue juzgando por apariencias circunstanciales... Es decir, no me molesta que me confundan con una lesbiana, igual que nunca me importó que pensaran que no era española... Pero no entiendo la intransigencia de la gente...

    Por lo menos a nosotras nos ha pasado un día, un momento, pero los homosexuales que se encuentren con esto todos los días... Jobar, qué frustración :-S Besos!!

    ResponderEliminar
  3. A mí tampoco me molesta que me confundan con una lesbiana, pero es lo que tú dices: el hecho de juzgar por apariencias. De todas formas, dentro de lo malo que es que este tipo de cosas sucedan, también es verdad que se ha avanzado mucho y poco a poco se irán superando todos los prejuicios.

    ResponderEliminar
  4. Ains... Esperemos... Menos mal que el tiempo es inexorable XD Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Educación, sensibilización, y sobre todo porque tarde o temprano todo el mundo termina cascando. Harán falta más o menos generaciones, pero al final todo se consigue ;)

    ResponderEliminar
  6. PD: Menos mal que no ten vieron paseando con el gato en el regazo... menuda guarra de tía, con animales nada menos.

    ResponderEliminar
  7. A mí me pasa eso yendo por la calle con una amiga y le planto un beso delante de la señora, para que se le terminen de revolver las tripas XD (y yo también soy hetero pero por encima de todo soy tocapelotas). Nunca he entendido que a la gente le moleste que otros tengan los mismos derechos que ellos, sobre todo cuando esos que se quejan van por ahí diciendo que todos somos hermanos y demás pamplinas hipócritas. Las manifestaciones de los abortos son otro tema, porque las que están ahí con los abrigos de piel son las mismas que mandaban a la niña a abortar a Londres pero volvemos a lo mismo: no quieren que los demás tengan las mismas oportunidades que ellos.

    ResponderEliminar
  8. Míster, ya digo, el tiempo es inexorable XD (Es que decir que en algún momento morirán los "carcas" con ideas anticuadas quedaba muy bestia... XD).

    Sobre mi gato, si tu teoría fuera cierta, el bicho ése se le habría tirado a los ojos al notar las malas vibraciones... A eso se le llama "justicia divina", ¿no? (Jo, qué agresiva estoy hoy... XD).

    Laura, pues la verdad es que lo que pensamos fue ir cogidas de la mano a misa (ya que era domingo de ramos) y en plan de pareja homosexual, para hacer la gracia completa XD

    Para los entendidos en temas religiosos, yo creo que los borregos católicos más que cristianos se están convirtiendo en los fariseos y judíos a los que Jesús criticaba... Pero ellos se siguen viendo mejores que el resto de los mortales... Y así nos va... Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. Soltar al gato en misa... no, eso sería demasiado, creo que me he pasado...

    ResponderEliminar
  10. No, no, es que no funciona así. Es que ellos piensan que en el futuro, cuando la Ley cuaje, la policía vendrá a su casa y les obligará a casarse con un hombre (o mujer) contra su voluntad; ya sabes, homosexualidad obligatoria por decreto ZP. Si es que este Zapatero, desde que pactó con el Diablo, ¡cómo está dejando España! :D

    bsts

    ResponderEliminar
  11. XD Oye, pues es una buena teoría... Si es que no puede ser con los rojos, bolcheviques, titiriteros y la gente de mal vivir (que decía Quequé... XD). Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Leyendo leyendo la saga porque he visto tu publicación en Twitter, he de comentar:

    Sabes que yo pienso en "una, grande y libre" también, aunque no lo piense como lo hacen todos los demás, pero esa no será posible hasta que todos, grandes y pequeños, sepamos aceptar nuestro cachito de responsabilidad.

    Por ahora somos "mil, pequeños y gilipollas", marca registrada en 1492.

    ResponderEliminar

No te escondas.