martes, 20 de abril de 2010

A vueltas con la no-igualdad...

Ya he tratado este tema anteriormente, una vez al poco de comenzar con el blog en esta entrada, y posteriormente surgió de nuevo el debate en los comentarios de esta otra.

Hoy vuelve la cabra al monte porque el otro día tuve otro debate con Helen (que no, no es ni prepotente ni desconsiderada -en serio, eso no iba por ti, leches!-, pero es una perraca de cuidado XD).

El debate en cuestión trató sobre la "discriminación positiva", lo que para mí es una contradicción en los términos. Cualquier tipo de discriminación, para mí, es negativa y aplicar este método para que las mujeres puedan ocupar puestos de importancia en las empresas, me parece un parche mal colocado que realmente no cambia nada, porque el problema de fondo sigue ahí.

Veamos. Supongamos que yo estoy trabajando en la empresa X y que en esta empresa se está ofertando un ascenso. Supongamos también que a ese puesto nos presentamos un compañero mío y yo. Hay varios supuestos que pueden darse sin tener en cuenta la discriminación positiva:

- El puesto lo merezco yo y se lo dan a él: Mal.
- El puesto lo merezco yo y me lo dan a mí: Bien.
- El puesto lo merece él y se lo dan a él: Bien.
- El puesto lo merece él y me lo dan a mí: Quizás si se trata de una persona a la que no soporto me alegraría y todo, pero desde un punto de vista ético, está mal.

Hasta aquí estamos de acuerdo, ¿no?

Ahora metamos el factor "Discriminación positiva" y veamos las consecuencias de las distintas opciones:

- El puesto se lo dan a él: Puede seguirse dando que se lo den a él mereciéndolo yo si la empresa ya tiene el porcentaje necesario de mujeres en puestos de responsabilidad, así que no me soluciona la vida. Peor aún, si habiendo discriminación positiva aún no consigo que me den el puesto, personalmente creo que empezaría a pensar que soy un auténtico "paquete", aunque si lo merece él, lo suyo es que sea él quien ascienda.

- El puesto me lo dan a mí: Aquí es donde la discriminación positiva muestra que es un arma de doble filo. Quizás el problema es que yo tengo dos cosas que últimamente parece que no están de moda, y son principios y conciencia. Si a esto se le suma una cierta inseguridad, creo que tendría tantas dudas sobre si me lo dan porque lo merezco o si me lo dan por "lástima" (lo siento, internamente no puedo dejar de hacer esta asociación entre la lástima y la discriminación positiva y, lo siento, no soporto la lástima), que ni disfrute del ascenso, intentando exigirme todavía más, no ya para que el resto de la gente no piense algo así como "realmente no vale, pero como hay que cumplir con la ley de números..." (en serio, me sentiría igual que una "trepa"). No, me exigiría aún más para demostrarme a mí misma que me lo han dado porque me lo he ganado y que no soy simplemente parte de un porcentaje. Lo siento, pero soy tremendamente orgullosa y no me gustan las injusticias ni cuando me favorecen a mí.

Llamadme utópica, inocente o, simplemente, idiota. Asumo que es posible que viva en el mundo de la piruleta. Quizás la discriminación positiva realmente favorezca a la mujer como colectivo y en general con ella se consiga que muchas mujeres consigan el puesto que merece, no lo niego, pero eso no justifica los casos en que el empresario se verá obligado a contratar a una mujer que no lo vale echando para atrás a un hombre que sí, porque si no viene la Administración y le mete un puro de tres pares de narices. Lo siento, no lo veo.

¿Que hay mucho machismo aún? Sí, y aún llevará mucho tiempo erradicarlo... Pero no estoy segura de que ésta sea una buena forma de hacerlo, la verdad...

Edito para añadir que la lucha contra los cuentos clásicos que ha comenzado la ministra de Igualdad (puede leerse aquí) me parece uno de esos ejemplos sobre cómo en ocasiones en vez de pelear por lo importante, usan bombas de humo para que nos conformemos. Que no digo que todo lo que se hace desde ese ministerio esté mal, creo que hay cosas que están haciendo bastante bien, pero veo demasiada "paja" para rellenar los huecos. Besos!

12 personas salieron a descubierto.

  1. Es como quien tiene una escoliosis y le das un palo para que la espalda vaya hacia el otro lado... al final el pobre paciente termina con una S más bonitaaaa.... y un dolor de tres pares.

    ResponderEliminar
  2. No pensaba ni contestar pero lo voy a hacer, así que, además de ponerme prepotente y desconsiderada (sí, puedes seguir intentando arreglarlo), voy a demostrar también que no tengo "principios ni conciencia".

    Estaría bien que consultaras estadísticas de empleo masculino y femenino, que supieras cuándo y en qué casos se aplica la discriminación positiva... Que supieras que un empresario no va a echar atrás a un hombre sobre una mujer a la hora de contratar, porque mientras a ella puede preguntarle si tiene pensado quedarse embarazada, a él no se lo va a preguntar. Y demostrar que no te han contratado por un motivo como ese -que es ilegal, por cierto- no es nada fácil. Y así con muchas cosas más. Es una medida para proteger a un colectivo que todavía hoy se encuentra muy discriminado y muy desprotegido porque no se ha empezado a legislar para evitarlo hasta hace muy pocos años. Pero si te crees que todos los empresarios son personas honestas, que cumplen a rajatabla el Estatuto de los Trabajadores, los convenios colectivos y los contratos, sí, vives en el mundo de la piruleta. En el ejemplo concreto que has puesto, si la empresa oferta un ascenso entre todos los empleados y todas las empleadas, evidentemente no está buscando aplicar la discriminación positiva... Sería un tanto absurdo que lo hicieran así, permitiendo que cualquiera se presente, digo yo.

    Es verdad que se puede abusar del supuesto beneficio (y digo "supuesto" porque a veces ni se huele, y de nuevo es muy difícil demostrar que se ha incumplido la norma), pero si consultaras jurisprudencia, esos casos en comparación con los del "me paso la norma por el forro de los cojones", son mínimos, insistiendo de nuevo en lo difícil que es en la mayor parte de las ocasiones demostrar que existe una discriminación de cualquier tipo.

    Ahora bien, si nos cargamos la discriminación positiva, nos la cargamos para todos: mujeres, discapacitados, inmigrantes... Porque no son las mujeres las únicas "beneficiadas". Y ahora sin discriminación positiva, poniéndonos en el peor de los casos, si una persona es mujer, inmigrante y discapacitada, mejor que ni se moleste en buscar empleo, es más rentable para la sociedad que alimente gusanos y gasto menos.

    Por otro lado, y para ir acabando, no se trata de que la discriminación positiva se extienda indefinidamente en el tiempo por los siglos de los siglos. Es una herramienta de "educación" de la sociedad. Porque siento decirte que el mundo no es precisamente rosa -jojo, qué ironía, ¿eh?- y la gente no actua haciendo lo que es correcto en el 99% de los casos, por eso hay que educarla. Seré una paternalista (o una maternalista). La sociedad tiene que comprender que no puedes dejar fuera al 51% de la población (en el caso concreto de las mujeres) y que, si se les permite hacerlo, trabajan igual de bien que los hombres. Y esto, sin medidas del tipo de la discriminación positiva, era incalcanzable para un sector amplísimo.

    Es lo último que comento sobre esto. Cuando consultes casos reales, que son jodidamente sangrantes, y se te caigan la venda y el pene que te ha dejado un empresario fascista (que son los únicos penes que odio), volvemos a debatirlo.

    ResponderEliminar
  3. Pero si eso de la discriminación positiva es mentira. ¿No ves que en España siempre hemos hecho las cosas por enchufe?

    ResponderEliminar
  4. Míster, pues no es una descripción tan descabellada, no... XD

    Helen, relaja, leches XD Que esto no es un ataque personal ni nada parecido (con lo que yo te quiero, joums...), es simplemente que la conversación me inspiró para escribir esto ;-)

    Vale, quizás los ejemplos que he dado no son los mejores, pero me da igual que sea una promoción interna o si es una entrevista de selección de personal. No digo que tú no tengas principios o conciencia, pero tus principios son diferentes a los míos. Tú quizás miras más por los colectivos como un todo, y quizás yo miro por las personas una a una. No creo que eso nos haga mejor o peor a una o a la otra, pensamos de forma diferente y ya está. Por mucho que digamos nosotras, hasta que no seas presidenta del gobierno y yo monte la empresa, no vamos a poder hacer nada realmente, y entonces cada una haremos lo que consideremos correcto.

    Dices que la discriminación positiva es una medida temporal sólo para educar... Y yo lo que digo es que no sé si es una medida eficaz para ello. Ojalá fuera la solución, en serio, me encantaría, pero no lo veo claro. Y si es temporal, ¿estamos seguros de que cuando la quiten no volverá todo a como era antes? ¿estamos seguros de que no se va a perpetuar en el tiempo porque no haya servido para educar a los que eran machistas y no se encuentre otra manera de conseguir erradicar la discriminación?

    Tú dices que se usa no sólo con las mujeres, sino también con los discapacitados y los inmigrantes. La verdad es que no sé si es una comparación demasiado acertada. Es decir, me gustaría competir con los discapacitados y los inmigrantes en igualdad de condiciones, no me considero mejor que ellos ni mucho menos... Pero casi estás dando a entender que somos discapacitadas por ser mujeres... (Lo estoy sacando de contexto, lo sé, no me odies más aún XD).

    En fin, nena, te doy la razón en que hay casos sangrantes, pero no me parece la solución perfecta, aunque quizás ahora mismo sea la más práctica, que puede serlo, no lo niego, pero sigue sin gustarme, lo siento.

    Laura, me has matado XD Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. No es por echar más leña al fuego, pero este tema siempre me ha preocupado bastante y voy a aportar mi granito.

    Estoy de acuerdo con Vicky casi al 100%. Me explico, la discriminación a las mujeres está MAL, ahi estamos todos de acuerdo. Pero darnos prioridad SOLO por se mujeres no es una solución.
    La discriminación positiva no es una herramienta para educar porque implica hacer cosas por imposición. Quien no cumpla las normas no cumplirá esa, y quien las cumpla lo hará a regañadientes porque "hay que darle el puesto a ella por ser mujer", y ella tendrá el puesto y posiblemente el rechazo de algunos de sus compañeros.

    Como dice Vicky, por mucha discriminación positiva que se aplique con buena intención, el problema de fondo sigue estando ahí. Y el problema se solucionará cuando nos demos cuenta de que el sexo de la persona no es un factor determinante para un puesto de trabajo.

    No puedo añadir mucho más porque conforme iba leyendo el post estaba leyendo mis pensamientos. Está claro que todos vivimos en cierto modo en el mundo de la piruleta, solo que cada piruleta es de un color, y ninguno tenemos la solución absoluta.


    Hace unos meses escribí sobre este tema por una experiencia personal (en que salí beneficiada) y también se generó un pequeño debate en los comentarios: http://mageles.wordpress.com/2009/09/17/injusticias/
    Estos temas siempre generan polémica...


    Ya para acabar, diré que independientemente de la opinión que se tenga, creo que siempre hay que repetar a los demás. Y odio que me digan que voy "en contra de las mujeres" o incluso que soy tonta por estar en contra de la discriminación positiva (no me lo estoy inventando, he leido sitios donde se llama de inculta para arriba a una mujer que no defiende la discriminaicón positiva y eso me saca de mis casillas).
    Está claro que nuestra sociedad tiene un problema que hay que resolver, y mi opinión es que la discriminación positiva no es la solución.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Es fácil saber si en una empresa preguntan a las mujeres si tiene intención de tener hijos. De la misma manera que en los restaurantes los inspectores anónimamente comprueban su estado sanitario o los inspectores de seguridad se presentan por sorpresa en las empresas, una inspectora podría presentarse a entrevistas de trabajo y averiguar en qué empresas preguntan cosas como la intención de quedarse embarazada. Pero claro, esto sería ya inmiscuirse en algo tan privado de las empresas como las razones que tienen para contratar a alguien, y con ello afectarían a la "flexibilidad laboral".

    Por otra parte, NO HAY, repito, NO HAY beneficios por ser inmigrante. No hay ninguna ley que otorgue beneficios específicos a los inmigrantes. Otra cosa son las ayudas a los pobres, entre los que se incluyen muchos inmigrantes, y esto no puede calificarse de discriminación positiva, es decir, se presenta una renta, y en tanto se es más perjudicado más ayuda se recibe. Pero todo el mundo puede solicitar ayudas, como si eres multimillonario. Nada que ver con cosas como cursos exclusivos para mujeres, esto entra ya dentro de la discriminación positiva, e incluso de la segregación sexual, algo que tanto le gusta a las feministas.

    Y es que las feministas son unas intransigentes. Les gusta imponer sus ideas, y llaman machista a todo aquel que no comparte sus ideas de discriminación positiva, segregación sexual y paridad. Pues no, señoras feministas, se puede ser igualitario sin tener que pensar como ustedes. A mí ninguna feminista puede darme lecciones de igualdad, y menos aún el puto PSOE, seamos serios, ese partido político que sólo se mueve por intereses y utiliza la "igualdad" de manera populista. El PSOE celebró un día de luto nacional por el Rey Fadh cuando se murió, algo que a Bibiana Aído no debe parecerle mal, ¿verdad? y lo digo porque el Rey Fadh no se caracterizaba precisamente por su respeto y trato igualitario hacia las mujeres. Que esta gentuza quiera darnos lecciones de igualdad es asqueroso. Que por cierto, la igualdad no es sólo en lo que respeta al sexo, también otros aspectos como la etnia y, sobre todo, la clase social, pero nada de esto entra en el ministerio de igualdad, que debería llamarse ministerio de la mujer o ministerio feminista, pero que no lo llamen ministerio de igualdad porque es una mentira.

    ResponderEliminar
  7. Mageles, después de leer la entrada de tu blog y tu comentario, creo que pensamos completamente igual :-D (Aunque creo que tú te expresas mejor XD).

    Paco, que no todas las feministas somos intransigentes, leches XD Las hay que peleamos por que haya una igualdad real pero no queremos ponernos por delante, jo XD Lo que apuntas al final del comentario sobre que el ministerio de igualdad no contempla el tema de las etnias, creo que realmente sí es una de sus funciones (o por lo menos eso deja verse en la página web del Ministerio), otra cosa es que parece que lo dejan en un segundo plano para centrarse en la lucha "feminista"... Lo cual me parece bastante criticable... Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Que sirva como ejemplo, cuando se promulgó la Ley de Paridad por la cual los puestos políticos tienen que estar equilibrados por sexos, en un pueblo andaluz (no recuerdo el pueblo, es cuestión de dar una vuelta por Google) en el que no había concejales hombres, tuvieron que echar a la mitad de las concejalas para cumplir la ley.
    En definitiva, se evita buscar la calidad, la capacidad, etc. y se valora a las personas por cupos. Es completamente nocivo.
    Y mientras tanto la cuenta de asesinadas por sus maridos suma y sigue... y a las "feministas" les da igual.

    ResponderEliminar
  9. En la entrada, me referí a ello como "Ley de números"... Y, en serio, es sangrante...

    Ahora que nombras la violencia de género, a mí me hace gracia que cuando es un hombre el que maltrata, la pena es inmediata y mucho más dura que si es la mujer quien lo hace y, en serio, también hay mujeres a las que eso de maltratar se les da de miedo... Besos!

    ResponderEliminar
  10. Bueno, el tema de la violencia de género merece mención a parte...

    El funcionamiento es curioso:
    - si un hombre maltrata a una mujer, se aplica la ley de violencia de género
    - si una mujer maltrata a un hombre, no se aplica la ley de violencia de género
    - si un hombre maltrata a otro hombre (su pareja), no se aplica la ley de violencia de género
    - si una mujer maltrata a otra mujera (su pareja), se aplica la ley de violencia de género

    O al menos es lo que me han comentado, puede que esté equivocada que las leyes no son lo mio :$
    Pero bueno, que tampoco lo veo bien montado aunque la intención es excelente.

    Un pequeño off-topic: Vicky, cual es el RSS de los comentarios del blog? Estoy cegata y no lo he encontrado, y me parece que tienes unos comentarios muy interesantes y me gustaría seguirlos. Asias!

    ResponderEliminar
  11. Pues si es como tú dices (yo tampoco lo sé en el caso de parejas del mismo sexo) me parece una ridiculez... Tan malo es que maltrate uno como que maltrate el otro...

    Sobre lo del rss de los comentarios del blog, no lo había añadido, ya lo he puesto arriba del todo en la columna de la derecha ;-D Besos!!!

    ResponderEliminar

No te escondas.