jueves, 23 de agosto de 2012

La aventura de buscar trabajo...

Lo primero, decir que estoy preparando ya las cosas para el concurso del que hablé... Sí, estoy fabricando las cosas expresamente para ello, de hecho, estoy haciendo artículos que no están en la tienda, siquiera... Así que tardará un poco (más teniendo en cuenta que tengo que hacerlo a ratos perdidos, porque estoy preparando exámenes y liada con otras cosas que contaré por aquí en su momento...). Y podría comenzarlo ya y dar todo un mes para que la gente se apuntara, pero no me parece "legal" hacerlo sin que podáis ver los premios... Aunque también podría ser interesante el factor sorpresa... No sé, si no me decís lo contrario, prefiero esperar a tenerlo todo bien listo, aunque tarde algo más.

Por otro lado, para que no todas las entradas sean tan parecidas, hoy retomo eso tan "mío" que es contar un poco de mi vida (que hacía mucho, mucho que no contaba nada por aquí).

En esta temporada que no he escrito por aquí "en serio", entre otras cosas, he estado buscando trabajo (de forma bastante infructuosa, todo sea dicho), y me he encontrado con alguna que otra situación curiosa...

Pero también me he sentido engañada. Y de esto es de lo que quiero hablar hoy.

A principios de verano, después de los exámenes de Junio, comencé a enviar mi currículum a diversas empresas a través de un famoso portal de empleo, lo que tuvo como consecuencia que me llamaran para tres entrevistas (no de lo "mío", todo sea dicho, pero si podía sacarme un dinero aunque fuera en verano, pues bien...) el mismo día, una en Sol a las 10 de la mañana, otra en O'Donnell a las 12 y otra también en Sol a las 17... Una paliza, vamos...

De estas entrevistas, la que más me gustó fue la de la tarde.

Según la oferta de trabajo que yo leí, se suponía (y remarco el "suponía") que el trabajo consistiría en atención al cliente de una importante empresa energética nacional, lo que me confirmaron en la entrevista, de forma que, tal y como me lo vendieron, ni buscaban perfiles comerciales (lo que me tranquilizó, porque yo perfil comercial no estoy segura de tener... Yo creo que siempre he sido más de labores administrativas, aunque todo sería ponerse...), ni nada parecido.

En fin, la entrevista fue bien y cuando terminó me dijeron que, si era seleccionada, me llamarían a lo largo de la tarde para citarme para una prueba al día siguiente.

Yo salí encantada de allí y deseando que me llamaran, cosa que sucedió alrededor de las 21 horas.

No sé vosotros, pero yo por "atención al cliente" -no al "público", no, al "cliente", bien matizado- entiendo que tienes que atender a los que ya son clientes y no vender...

Pues se ve que estaba equivocada, porque la prueba del día siguiente consistió en acompañar a uno de los ya trabajadores con un puesto de importancia (en mi caso acompañé junto con otra chica, a un adolescente que en seis meses había escalado 4 puestos en una escala de 7 u 8 que eran en total) durante unas tres horas para ver cómo era el trabajo y decidir él si podías valer para el mismo y tú si el trabajo te motivaba o no.

¿Y en qué consistía el trabajo? ¿En atención al cliente? Si consideramos que "atención al cliente" es ir puerta por puerta, cada día por una zona de Madrid, tanto por la mañana como por la tarde para convencer a los vecinos que tienen gas natural de que se cambiasen a la compañía energética que representaban, sí.

Ahí yo me sentí molesta... Pero lo mejor estaba por llegar, cuando vi los métodos que empleaba este muchacho para "vender" (normal que obtuviera tan buenos resultados).

En teoría la labor consistía en preguntar con qué compañía tenían el Gas Natural y, si lo tenían con la competencia, explicarles que, si se pasaban a la "suya", les hacían un descuento en la factura y demás...

Bien, pues este muchacho lo que hacía, especialmente cuando quien abría la puerta era gente mayor, era identificarse únicamente como "vengo de la compañía del gas" (sin especificar qué compañía) y pedir la última factura. Cuando se la dejaban, miraba la provincia desde la que se la habían enviado para comprobar si la había emitido la "suya" y, en caso contrario, les "explicaba" que había un error en la facturación porque habían comenzado a facturarles desde otra provincia, así que si les dejaba que se llevara esa factura, él se encargaba de solucionárselo todo, haciéndoles un descuento en el proceso. Sin más ni más.

Tanto la otra candidata como yo alucinamos... Yo ahí empecé a plantearme la legalidad de estos métodos, partiendo de la base de que, aún cuando fueran legales -que no estoy yo nada convencida- mis principios no me permitirían actuar así... No sé, a mí me parece que es engañar vilmente a la gente... Por otro lado, empecé a plantearme si, aún cuando, en principio, era fácil ganar una cantidad decente de dinero semanalmente, en caso de tratar de mantener una actitud ética iba a vender algo... Esto sumado a que a mí me habían dicho que no querían perfiles comerciales, que no buscaban vendedores y que el trabajo consistía en atención al cliente hicieron que sintiera que había perdido toda la mañana, que me habían estafado a mí y que, a su vez, querían que yo estafara a la gente...

También fue gracioso cuando yo planteé al chico al que tuve que acompañar que eso no era lo que a mí se me había explicado en la entrevista y él me contestó que también habían estado buscando gente para ese puesto, pero que en ese momento sólo había vacantes para ir puerta por puerta y que quien me hizo a mí la entrevista se acababa de trasladar desde otra provincia y no era quien sabía exactamente para qué puestos se necesitaba gente...

Imagino que no hay que decir que tanto la otra chica como yo declinamos incorporarnos a la empresa y nos fuimos.

En serio, ¿tan complicado resulta describir fielmente un puesto de trabajo cuando se publica una oferta y cuando te lo explican en una entrevista personal?

En fin, ahora estoy centrándome en los exámenes del próximo mes y después de los mismos volveré a sumergirme en la búsqueda de empleo, así que os seguiré contando... Besos!!

2 personas salieron a descubierto.

  1. Muchísima suerte con los exámenes, la búsqueda de trabajo y felicidades por tener principios.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, guapa!!

      A ver si va habiendo suerte con todo... :-D Besitos!!!

      Eliminar

No te escondas.