miércoles, 8 de agosto de 2012

¿Nos hacemos un viajecito?

Bueno, a mí este año no me toca... Al menos por el momento, así que recurro a los libros para viajar a otros lugares (y otros mundos cuando se tercia).

En esta ocasión me fui a Nueva York, más concretamente "A cien millas de Manhattan", junto con Guillermo Fesser (una de las mitades de Gomaespuma) y su familia.


El libro nos hace partícipes de las experiencias de Fesser cuando realiza una visita de varios meses a la familia de su mujer, en un pueblo cercano a Nueva York, junto con ésta y con sus tres hijos. De esta forma nos cuenta muchísimas anécdotas, además de sus experiencias, tanto con su familia política y sus amigos como las excursiones que hace, por ejemplo, a pescar a Alaska descendiendo por ríos, o también sus "peleas" con los aeropuertos.

Pero no se queda ahí. Es consciente de que muchas de esas anécdotas no se dan porque sí, sino por la cultura propia de los Estados Unidos, por lo que se propone explicárnosla un poquito, desde por qué los estadounidenses combinan de una forma un tanto "extravagante" la chaqueta de un traje con los pantalones de otro, o cómo funciona el sistema de calefacción por vapor que caldea la ciudad, o que la educación se paga a través del impuesto por la vivienda de todos los que habiten en la zona, independientemente de que tengan hijos que vayan a la escuela o no...

Sinceramente, me parece una lectura bastante interesante, un libro de "memorias" diferente, que nos sirve tanto para entretenernos como para entender un poquito más de una cultura que a veces creemos tan lejana y de su historia de una forma realmente amena, ya que parte de aquellas cosas que a él mismo le llamaron la atención cuando llegó para ir profundizando un poquito en cada uno de los diferentes aspectos, sin hacerse nada pesado (al menos para mí no lo fue en ningún momento).

Eso sí, yo después de leer el libro, tengo ganas de probar la carne de bisonte... Ains... XD Besos!!

2 personas salieron a descubierto.

  1. Fesser es una de estas personas que son tan lúcidas y curiosas que nunca se quedan en la superficie de las cosas que les llaman la atención. Y gracias a que profundizan hasta tener un conocimiento muy amplio de las cosas pueden luego hacer un repaso y una sátira más brillante de las cosas. Sólo hay que verle contar sus anécdotas para darse cuenta de esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo antes de leer el libro sabía que era uno de los integrantes de Gomaespuma, pero nada más... Ahora me parece una persona, cuanto menos, interesante, y me encanta su forma de contar las cosas :-D Besitos!!!!

      Eliminar

No te escondas.