domingo, 22 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción de un cantante que odio.

Odio a muchos cantantes (como cantantes, como personas no los conozco tanto... -He corregido un leísmo!!! Estoy feliz!!! XD Tenía que compartirlo con vosotros XD-, aunque algunos me parezcan, cuanto menos, "limitaditos" en cuanto a inteligencia se refiere).

Y entre esos muchos cantantes, se encuentra Rihanna... Que sí, que, si le trastean la voz por ordenador, tiene una voz escuchable y afina... Pero normalmente, me da que, más bien, da la nota... Y no en lo musical... Eso y que la música producto-de-consumo no termina de ir conmigo, hace que no la aguante demasiado...

Y ya si me mancilla una de mis películas favoritas, como es "La naranja mecánica", para hacer un videoclip erótico-festivo, apaga y vámonos.

En fin, también me niego a poner el vídeo o la letra en el blog, así que quien quiera "culturizarse", que pulse el enlace:

You da one (aka Quien no puede vender música, vende carnaza con poco estilo).

jueves, 19 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción que me enamora.

Aquí sí que lo siento, pero hay empate técnico... Y no puedo forzarme a elegir una u otra, así que aprovecho que ambos temas son instrumentales para colgar ambos (no en orden de preferencia). Y sí, la razón de no colgar ayer ningún tema de acid jazz ni de post-rock es que son los géneros que tocan hoy.

El primero es un tema bastante melódico, que ya había puesto en este blog, al principio de los tiempos (en Septiembre de 2008), pero es que es tan bonito... Ains... Que me pone una sonrisilla cada vez que la escucho. Se trata de "The morning after", del álbum "The quiet revolution" compuesta por el guitarrista de acid jazz Ronny Jordan. Aquí lo tenéis:


El segundo es un tema de los Explosions in the sky, de los que ya hablé también en este blog hace bastante tiempo, cuando gracias a ellos descubrí el post-rock. En este caso, el tema que me enamora es "Your hand in mine" del disco "The Earth is not a cold dead place". Si el anterior me arranca una sonrisa cada vez que la oigo, éste lo que hacía cada vez que la escuchaba al principio (y ahora, si me pilla de improviso) era provocarme un síndrome de Stendhal, es decir, llorera a más no poder por lo bonito que me parece (que sé que hay gente a la que le deja igual o le aburre, pero a mí este género me llega totalmente, jo XD). Aquí os la dejo:

miércoles, 18 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción que me ayuda a dormir.

La verdad es que no suelo escuchar música para dormir, pero sí que hay música que me resulta especialmente relajante, destacando algunos temas de post-rock o de acid jazz sobre todo...

Sin embargo, no he elegido nada de post-rock ni de acid jazz para esta categoría... He elegido un tema de un joven cuya música a mí me cuesta horrores encasillar en un género determinado... Quizás ésta sea la genialidad de este "crío" (tiene 25 años... Pero los primeros discos los sacó con 20 años... Y sí, digo "primeros" porque en este poco tiempo ya ha grabado 12 álbumes) multi-instrumentista y capaz de crear unas atmósferas increíbles...

El "crío" es Peter Broderick y el tema que he elegido es "Not at home" del disco "Home", muy, muy, muy recomenable:


Aquí os dejo la letra:

I'm not at home,
I have no instruments, no instruments;
I'm using yours,
I'm throwing pillows on the floor, on the floor.

And when I'm home, I'm not at home,
and when I'm home, I'm not at home;
I'm having thoughts of driving in a storm,
I was in a storm.


I'm not in love,
I'd like to say I never was, never was;
it wasn't real,
now I can say it wasn't real.

And when I'm home, I'm not at home,
and when I'm home, I'm not at home;
I'm crossing fingers I won't run into,
run into you.


Y aquí la traducción:

No estoy en casa,
no tengo instrumentos, ningún instrumento;
estoy usando la tuya,
estoy tirando almohadas sobre el suelo, sobre el suelo.

Y cuando estoy en casa, no estoy en mi hogar,
y cuando estoy en casa, no estoy en mi hogar;
tengo pensamientos de ir conduciendo en la tormenta,
yo estaba en una tormenta.


No estoy enamorado,
me gustaría decir que nunca lo estuve, nunca lo estuve;
no era real,
ahora puedo decir que no era real.

Y cuando estoy en casa, no estoy en mi hogar,
y cuando estoy en casa, no estoy en mi hogar;
estoy cruzando los dedos por no encontrarme,
encontrarme contigo.

sábado, 14 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción con la que puedo bailar.

Sí, continúo con el reto, con una categoría de las complicadas... En todos estos días que no he publicado entradas de este tipo, he estado pensando en qué canción poner, pendiente de cada una que escuchara para poder decidirme...

Y hoy por fin la he encontrado... Una de esas canciones que te dan ganas de bailar y de pegar botes y de cantarla (o hacer play-back, que a ciertas horas no es plan... XD), que lleva acompañándome prácticamente toda mi vida y que pertenece a la BSO de una de mis películas favoritas, os dejo con "Everybody needs somebody" de los Blues brothers:


Aquí dejo la letra:

We're so glad to see so many of you lovely people here tonight, and we would especially like to welcome all the representatives of Illinois' Law Enforcement Community who have chosen to join us here in the Palace Hotel ballroom at this time. We certainly hope you'll all enjoy the show, and remember, people, that no matter who you are and what you do to live, thrive and survive, there are still some things that make us all the same. You, me, them, everybody. Everybody.

Everybody needs somebody,
everybody needs somebody to love,
someone to love,
sweetheart to miss,
sugar to kiss;
I need you, you, you,
I need you, you, you,
I need you, you, you in the morning,
when my soul's on fire.

Sometimes I feel,
I feel a little sad inside:
when my baby mistreats me
I never, never, never have a place to hide...
I need you.

Sometimes I feel,
I feel a little sad inside:
when my baby mistreats me
I never, never, never have a place to hide...
I need you, you, you,
I need you, you, you,
I need you, you, you,
I need you, you, you,
I need you...

You know, people, when you do find that special somebody,
you gotta hold that man, hold that woman,
love him, please him, squeeze her, please her,
signify your feelings with every gentle caress,
because it's so important to have that special somebody
to hold, to kiss, to miss, to squeeze and please.

Everybody needs somebody,
everybody needs somebody to love,
someone to love,
sweetheart to miss,
sugar to kiss;
I need you, you, you,
I need you, you, you,
I need you, you, you,...


Y aquí la traducción:

Estamos muy contentos de ver tanta gente agradable aquí esta noche, y nos gustaría especialmente dar la bienvenida a todos los representantes de la Comunidad de Refuerzo a la Ley de Illinois que han decidido acompañarnos aquí, en el salón de baile del Hotel Palace en esta ocasión. Esperamos sinceramente que todos vosotros disfrutéis del espectáculo y recordad, gente, que no importa quiénes seáis y qué hacéis para vivir, prosperar y sobrevivir, aún quedan algunas cosas que nos hacen iguales a todos. Vosotros, yo, ellos, todo el mundo. Todo el mundo.

Todo el mundo necesita a alguien,
todo el mundo necesita a alguien a quien amar,
alguien a quien amar,
un amado al que añorar,
un cariño al que besar;
yo te necesito a ti, a ti, a ti,
yo te necesito a ti, a ti, a ti,
yo te necesito a ti, a ti, a ti en la mañana,
cuando mi alma está en llamas.

A veces me siento,
me siento un poco triste en mis adentros:
cuando mi amor me maltrata
yo nunca, nunca, nunca tengo un lugar donde esconderme...
Te necesito a ti.

A veces me siento,
me siento un poco triste en mis adentros:
cuando mi amor me maltrata
yo nunca, nunca, nunca tengo un lugar donde esconderme...
Te necesito a ti, a ti, a ti,
te necesito a ti, a ti, a ti,
te necesito a ti, a ti, a ti,
te necesito a ti...

Sabéis, gente, cuando encuentras a ese alguien especial,
tienes que abrazar a ese hombre, abrazar a esa mujer,
ámalo, complácelo, estrújala, complácela,
expresa tus sentimientos con cada caricia suave,
porque es muy importante tener a ese alguien especial
para abrazarlo, besarlo, añorarlo, estrujarlo y complacerlo.

Todo el mundo necesita a alguien,
todo el mundo necesita a alguien a quien amar,
alguien a quien amar,
un amado al que añorar,
un cariño al que besar;
yo te necesito a ti, a ti, a ti,
yo te necesito a ti, a ti, a ti,
yo te necesito a ti, a ti, a ti...

miércoles, 11 de enero de 2012

Esas frases que nos marcan... XD

Lo siento, me la soltó hace un par de días un compañero de clase y me hizo gracia, así que la comparto con vosotros:

"Que Dios te lo pague con un buen marido, que de novios todos somos buenos".

Y pensar que los hay que ni de novios, oye... (Y no, del mío no tengo queja, que conste! XD). Besitos!!!

martes, 10 de enero de 2012

¡¡¡No pasarás!!!

Que dijo Gandalf al balrog...

Y yo hoy estaba un poco Gandalf... O puede ser que me siente mal cambiar de año, que día a día me hago más vieja (experimentada, se dice experimentada) y cascarrabias... O puede ser que esté agobiada con la vuelta a clase y con dos trabajos bastante importantes de la Uni con los que estoy más perdida de lo que me gustaría y los exámenes que comienzan ya (y de los cuales hay otra asignatura que me preocupa especialmente).

O puede ser, simplemente, que estoy hasta las narices de que la gente "legal" seamos siempre los "tontos" mientras los caraduras, los "listillos" y los aprovechados son los que consiguen siempre lo que quieren.

Pues conmigo no cuenten. Por lo menos a partir de este año.

Así que, si veis que una chica bastante "poquita cosa" pasa los torniquetes para acceder al tren (picando el billete) y, cuando alguien intenta colarse tras ella, se gira, bloquea el espacio y espeta un "perdona, pero el billete lo he comprado yo" muy educadamente, eso sí, probablemente seré yo.

Hoy lo he llevado a la práctica.

Y no sabéis lo a gusto que me he quedado (eso sí, en parte temo el día que se lo tenga que decir al típico armario empotrado de dos por dos...).

Lo sé, se me ha pasado la nueva entrega del reto de las canciones, pero teniendo en cuenta eso, que ya empiezo en serio otra vez con clases, exámenes, etc., etc., no sé con qué periodicidad iré completando esas entradas... Además, ¿qué leches? No ponía en ningún lado que tuvieran que ser días correlativos, ¿no? XD Besos!!!

domingo, 8 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción cuya letra me sé perfectamente.

Opino como Sonia con respecto a esta categoría... ¿Sólo una? De primeras, creo que todas las que he puesto con respecto al reto me las sé, más unas cuantas más... De hecho, llevo desde que me apunté al reto pensando cuál poner en esta categoría... (Y casi se me pasa el día terminando de decidir XD).

Al final me he decantado por otro de mis cantantes favoritos, del que ya hablé en este blog hace tiempo, Ricardo Arjona y, de entre tres de sus canciones (curiosamente del mismo disco, "Santo pecado"), elijo "El problema", una de las tantas canciones suyas en que me refugié en cierto momento de mi vida (dramático suena, ofú XD).

Sin más, aquí os la dejo:


Y aquí la letra:

El problema no fue hallarte,
el problema es olvidarte;
el problema no es tu ausencia,
el problema es que te espero;
el problema no es problema,
el problema es que me duele;
el problema no es que mientas,
el problema es que te creo.

El problema no es que juegues,
el problema es que es conmigo;
si me gustaste por ser libre,
¿quién soy yo para cambiarte?;
si me quedé queriendo solo,
¿cómo hacer para obligarte?;
el problema no es quererte,
es que tú no sientas lo mismo.

¿Y cómo deshacerme de ti si no te tengo?,
¿cómo alejarme de ti, si estás tan lejos?,
¿cómo encontrarle una pestaña
a lo que nunca tuvo ojos?,
¿cómo encontrarle plataformas
a lo que siempre fue un barranco?,
¿cómo encontrar en la alacena
los besos que no me diste?

¿Y cómo deshacerme de ti si no te tengo?,
¿Cómo alejarme de ti, si estás tan lejos?
Y es que el problema no es cambiarte,
el problema es que no quiero.


El problema no es que duela,
el problema es que me gusta;
el problema no es el daño,
el problema son las huellas;
el problema no es lo que haces,
el problema es que lo olvido;
el problema no es que digas,
el problema es lo que callas.

¿Y cómo deshacerme de ti si no te tengo?,
¿cómo alejarme de ti, si estás tan lejos?


El problema no fue hallarte,
el problema es olvidarte;
el problema no es que mientas,
el problema es que te creo;
el problema no es cambiarte,
el problema es que no quiero;
el problema no es quererte,
es que tú no sientas lo mismo;
el problema no es que juegues,
el problema es que es conmigo.

sábado, 7 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción que me recuerda un momento determinado.

En esta categoría lo complicado ha sido elegir un momento a recordar al que tuviera asimilada una canción.

Finalmente he elegido "Dónde estás", una demo de Kesia, mi cantante favorita desde que publicó aquel primer disco de la mano de Rosana Arbelo. Primero porque, por ahora, es mi canción favorita de todas las que he escuchado tanto de su único disco publicado por ahora (por fin parece que saca el segundo!!) como de las demos que en algún momento ha colgado por Internet, incluyendo el primer single de su próximo disco, y, segundo, porque me recuerda al primer concierto suyo al que fui unos cuantos años después de que sacara el disco (aunque no tocara esta canción en concreto)... Bueno, más bien fue un recital para amigos y participantes del foro de su entonces web... Y es que, que tu cantante favorita sea lo más majo del mundo, se haga una foto contigo, te firme la carátula del CD y te diera hasta su MSN, merece la pena recordarlo, ¿o no?

Os dejo con una de las canciones que podría haber puesto perfectamente en la categoría de "canción favorita" como en la de "canción que me pone triste"...


Aquí os dejo la letra:

¿Dónde estás?
No te puedo ver
y pienso que no me quieres;
temo que
olvides lo que hemos sentido
juntos.

¿Dónde estás?
No puedo tocar tus manos
y tus dedos no sentir;
temo que
no recuerdes el olor de mi pelo.

Y tengo miedo de que
olvidemos lo que hemos creado juntos,
y de que se pierdan hoy
como en el viento
los sueños,
el tiempo.


¿Dónde estás?
Quiero sentir
tu calor en invierno;
siento que
quiero agarrarte o soltarte
pero no vivir sufriendo.

Y tengo miedo de que
olvidemos lo que hemos creado juntos,
y de que se pierdan hoy
como en el viento
los sueños...

Y tengo miedo de que
olvidemos lo que hemos creado juntos,
y de que se pierdan hoy
como en el viento
los sueños,
el tiempo.

viernes, 6 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción que me pone contenta.

Otra de las categorías que está reñida (creo que una vez que termine con el reto empezaré una serie de entradas con las canciones "finalistas" de cada categoría XD).

En este caso, me he decidido por "La luna me sabe a poco" de Marea, incluida en el disco "Besos de perro", una de esas canciones que me cambian el día cuando suena en el ipod volviendo a casa después de 5 ó 6 horas de clase.

Aquí os la dejo:


Y aquí tenéis la letra:

Decía que tenía el corazón alicatao hasta el techo,
que a ver si no podía hacerle yo una cenefa a besos
pa' llenar de porvenir los bolsillos del mandil
y colgar un recuerdo de cada azulejo.

Y es que ná le da más asco
que aguantar como un peñasco
a que pase el invierno,
que le diga que ya nos veremos;
que ha vivido en un silbido
orgullosa de haber sido
una yegua sin freno,
desgastada de andar por el suelo.

Le dije que a la noche por los poros me salían mares,
soñando que me hablaba y me agarraba a sus cuerdas vocales,
que no hay quien pueda dormir escuchando mi latir,
que parece que está masticando cristales.

Tengo un gato en las entrañas,
un tembleque en las pestañas
y muy poco tiempo,
si me dice que ya nos veremos;
voy rompiendo las persianas
pa' dejar por mi ventana
el camino abierto,
si se cansa de andar por el suelo.

Pondremos el mantel,
tú quédate a mi lado,
a comernos al amanecer
lo que quieran las manos,
y de postre un sol maldito
que termine de volverme loco,
que ya sabes que la luna a mí
siempre me sabe a poco.

Decía que tenía el corazón alicatao hasta el techo,
que a ver si no podía hacerle yo una cenefa a besos
pa' llenar de porvenir los bolsillos del mandil
y colgar un recuerdo de cada azulejo.

Pondremos el mantel,
tú quédate a mi lado,
a comernos al amanecer
lo que quieran las manos,
y de postre un sol maldito
que termine de volverme loco,
que ya sabes que la luna a mí
siempre me sabe a poco.

jueves, 5 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción que me recuerda un lugar.

Ésta categoría también ha sido bastante fácil, aunque dudaba entre unos pocos lugares entre los que escoger. Al final me decidí por la tierra de mis ancestros (¿a que suena portentoso? XD), y es que, no sé si alguna vez lo he dicho por aquí, la gran mayoría de mi familia proviene del mismo pueblo de Murcia,  provincia a la que tengo un cariño tremendo y a la que por diversos motivos hace años que no voy, pero de la que tengo muy buenos recuerdos de mis veranos durante la infancia.

Así que he elegido una canción en llengua murciana, de la que procede el panocho (que es lo que yo más conozco), que realmente es un poema de Vicente Medina al que Pepe Marcos puso música.

Aquí os dejo con "Naïca":


Aquí os dejo la letra:

La zagala estaba
töa encortaica,
sin arzar los ojos,
la cara encendía,
trenzando los flecos de su pañuelico
con las manecicas.
Con los ojos puestos en la zagalica,
abonico el mozo
su querer l'icía
con unas palabras... ¡Qué güenas!, ¡qué durces!...
¡Ay, qué palabricas...!
Daba gusto verlos,
¡qué pareja hacían!
Él, arriscaico,
sin parar d'icirla...
ella, con sus labios siempre cerraicos
sin icir naïca...

Al pie de la Virgen,
hincaos de ruillas,
dempués vide al mozo
y a la zagalica...
los vide junticos y echarles las cruces
pa töa la vida.
Si él, por lo arrogante,
privaba la vista,
no sé por lo que ella
mejor me paecía:
si por lo compuesta, si por lo modosa,
si por lo bonica...
Daba gusto verlos,
¡qué pareja hacían!
Él arriscaico, sin parar d'icirla...
ella, con sus labios siempre cerraicos
sin icir naïca...

¡Vide el ataulico
con la zagalica!…
Al laico el mozo
lloraba y gemía,
iciéndole lleno d´agustia unas cosas
que el alma partían.
Le toca temblando,
loco de penica,
las manos, la cara,
¡tan blancas!, ¡tan frias!…
llamandola a voces, esesperaïco
"¡Nenica!… ¡Nenica!…"
Dolor daba verlos,
¡que pareja hacían!…
Él siempre llorando,
sin parar d'icirla…
ella, con sus labios siempre cerraicos,
sin icir naïca…

miércoles, 4 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. Una canción que me recuerda a alguien.

Esta categoría ha sido de las más fáciles para mí. Y es que gracias a este grupo de hermanos irlandeses he conocido a mucha gente fantástica (y a otra que no lo es tanto, como era de esperar XD), que en algunos casos han pasado a integrar el grupito de mis mejores amigos, a pesar de que algunos vivan a muchos kilómetros de distancia.

Así que, precisamente, para ellos, no podría elegir otra canción que no fuera ésta, "At your side" de The Corrs.


Aquí os dejo la letra:

When the daylight's gone,
and you're on your own,
and you need a friend
just to be around,
I will comfort you,
I will take your hand
and I'll pull you through,
I will understand.

And you know that...

I'll be at your side,
there's no need to worry,
together we'll survive
through the haste and hurry;
I'll be at your side
if you feel like you're alone,
and you've nowhere to turn,
I'll be at your side.


If life's standing still,
and your soul's confused,
and you cannot find
what the road to choose;
if you make mistakes,
you can't let me down,
I will still believe,
I will turn around.

And you know that...

I'll be at your side,
there's no need to worry,
together we'll survive
through the haste and hurry;
I'll be at your side
if you feel like you're alone,
and you've nowhere to turn,
I'll be at your side.


I'll be at your side,
I'll be at your side.

You know that...

I'll be at your side,
there's no need to worry,
together we'll survive
through the haste and hurry;
I'll be at your side
if you feel like you're alone,
you've got somewhere to go
'cause I'm right there.

I'll be at your side,
I'll be right there for you,
together we'll survive
through the haste and hurry,
I'll be at your side
if you feel like you're alone,
you've got somewhere to go
'cause I'm at your side.


I'll be right there for you,
I'll be right there for you,
I'm right at your side.


Y aquí la traducción:

Cuando la luz del día se ha ido,
y estás solo,
y necesitas un amigo
que simplemente esté cerca,
yo te consolaré,
tomaré tu mano,
y te ayudaré a reponerte,
yo entenderé.

Y sabes que...

Estaré a tu lado,
no hay necesidad de preocuparse,
juntos sobreviviremos
a la prisa y el apuro;
estaré a tu lado
si sientes que estás solo,
y que no tienes dónde ir,
estaré a tu lado.


Si la vida se ha detenido,
y tu alma está confusa,
y no puedes encontrar
qué camino escoger;
si cometes errores
no puedes decepcionarme,
yo aún creeré,
andaré cerca.

Y sabes que...

Estaré a tu lado,
no hay necesidad de preocuparse,
juntos sobreviviremos
a la prisa y el apuro;
estaré a tu lado
si sientes que estás solo,
y que no tienes dónde ir,
estaré a tu lado.


Estaré a tu lado,
estaré a tu lado.

Sabes que...

Estaré a tu lado,
no hay necesidad de preocuparse,
juntos sobreviviremos
a la prisa y el apuro;
estaré a tu lado
si sientes que estás solo,
tienes un sitio donde ir
porque estoy justo ahí.

Estaré a tu lado,
estaré justo ahí para ti,
juntos sobreviviremos
a la prisa y el apuro;
estaré a tu lado
si sientes que estás solo,
tienes un sitio donde ir
porque estoy a tu lado.


Estaré justo ahí para ti,
estaré justo ahí para ti,
estoy justo a tu lado.

David contra Goliat.

No suelo hacer publicidad (ni gratuita ni pagada), pero me llegó esto y tengo las suficientes razones como para pensar que lo que se plasma en este libro es veraz, así que, aún con retraso con respecto a cuándo me llegó, os copio la nota de prensa.

David contra Goliat - Marisol García y Manuel Galiana

Este libro nace por culpa de una injusticia. En 1998, Marisol fue víctima de un erróneo tratamiento por parte de un fisioterapeuta del Real Madrid.

Este hecho causó a Marisol una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo, una minusvalía del 77% y el inicio de una larga andadura procesal, en la cual, toda la maquinaria jurídica del Real Madrid intenta defender lo indefendible: un fisioterapeuta que no está colegiado en 1998, olvidos y negaciones ocurridos en el proceso de hechos que anteriormente ya han sido probados, apariciones de testigos que cometen perjurio, recusaciones “extrañas” de jueces honestos que decidieron no favorecer al Real Madrid... y cuando Marisol decide, después de nueve años, sacar su historia a la luz, recibe una querella criminal por parte del propio fisioterapeuta.

Sin embargo, entre tantas injusticias, por encima de toda la maldad, prevalece el espíritu inquebrantable de una mujer que no pierde ni su sonrisa, ni las ganas de luchar, a pesar de verse arruinada, incapacitada y olvidada... pero nunca por sus amigos, como lo demuestra en el libro las dedicatorias de apoyo de Mª Dolores Pradera, de Tamara Rojo, de Irene Villa... así como la portada, diseñada especialmente por Gallego y Rey.

Tal y como asegura Antonio D. Olano en el prólogo, “la historia, enredada como un argumento policíaco de los grandes
maestros de género, se va exponiendo, literaria y documentalmente a medida que nos adentramos en estas páginas redactadas por Manuel Galiana, al que ella se lo relató”.

Esta obra puede ser un perfecto regalo navideño para aquellos que disfruten con la lectura de un buen libro que cumple, además, una función de denuncia y un intento de hacer a las personas más precavidas ante sucesos como este.

Pueden adquirir este libro en la Casa del Libro y en FNAC. Si quisieran más información, pueden contactar con los autores en el e-mail:
marisoldavidcontragoliat@gmail.com

30 días, 30 canciones. Una canción que me pone triste.

Llego tarde, pero en fin...

Esta categoría también ha sido de las complicadas... Ya comenté en la primera entrega que tengo predilección por los temas tristes.

Al final me he decidido por una de Warcry, "Sin tu voz", de su disco "Alea jacta est", simplemente preciosa:


Aquí os dejo la letra:

Recordarte no resulta fácil;
olvidarte no lo haré jamás,
¡cuántas veces quiero imaginar
que tú aún estás!

Recordarte no resulta fácil,
pues me duele tanto el corazón,
¿cuánto tiempo debo soportar
este dolor?

Y comienzo a recordar
tiempos que no volverán,
tanta paz, tanto amor
tan sólo al oir tu voz.

Sin tu voz,
¿qué voy a hacer sin tu voz?
Se me nubla la razón
sólo de pensar
que no oiré más tu voz.

Sin tu voz,
¿qué voy a hacer sin tu voz?
Se me nubla la razón
sólo de pensar...

Sin tu voz,
¿qué voy a hacer sin tu voz?
Se me nubla la razón
sólo de pensar
que no oiré más tu voz.

Sin tu voz,
¿qué voy a hacer sin tu voz?
Se me nubla la razón
sólo de pensar...


Recordarte no resulta fácil;
olvidarte no lo haré jamás.

lunes, 2 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. La canción que más odio.

Ésta sí que me resulta fácil elegirla. Es decir, hay muchas que odio visceralmente, pero creo que ésta se lleva la palma. Lo que sí puedo decir es que cuando estás en un gimnasio y la ponen en el hilo musical, levantas el peso con más ganas en la maquinaria, porque imaginas que le estás levantando a él para golpear su cabeza... O si estás haciendo spinning, pedaleas más fuerte, porque imaginas que le estás arrastrando... Vamos, yo me lo tomaba así...

En fin, se trata de una aberración de Pitbull... Y paso de ponerla en el blog, ni letra, ni traducción ni leches (total, para lo que dice...). Quien la quiera escuchar (y ver el vídeo), que dé al enlace:


Voy a pensar la de mañana XD Besitos!!!

domingo, 1 de enero de 2012

30 días, 30 canciones. ¿Mi canción favorita?

Lo primero de todo, feliz año nuevo!!

Lo segundo, he visto este reto en el blog de Subflava y en el de Sonia (aunque ya lo había visto por Facebook, pero no me había picado el gusanillo), y he pensado que es una buena idea para no tener tan parado este blog mío...

No sé si seré capaz de cumplir lo de una canción cada día, pero, bueno, creo que al menos será divertido.

Para quien quiera hacer en su blog, consiste en, como su nombre indica, colgar una canción cada día según el siguiente orden:

Día 1: Tu canción favorita.
Día 2: La canción que más odias.
Día 3: Una canción que te pone triste.
Día 4: Una canción que te recuerda a alguien.
Día 5: Una canción que te recuerda un lugar.
Día 6: Una canción que te pone contento/a.
Día 7: Una canción que te recuerda un momento específico.
Día 8: Una canción cuya letra te sabes perfectamente.
Día 9: Una canción con la que puedes bailar.
Día 10: Una canción que te ayuda a dormir.
Día 11: Una canción que te enamora.
Día 12: Una canción de una banda/intérprete/músico que odias.
Día 13: Una canción que te gusta en secreto.
Día 14: La canción que más veces has escuchado en la vida.
Día 15: Una canción que de alguna manera te describe.
Día 16: Una canción que te solía encantar y ahora no soportas.
Día 17: Una canción que escuchas en todos lados.
Día 18: Una canción que te gustaría escuchar más frecuentemente.
Día 19: Una canción de tu disco favorito.
Día 20: Una canción que te gusta escuchar cuando estás enojado/a.
Día 21: Una canción que te encantaría escuchar en vivo alguna vez.
Día 22: una canción que te recuerda al amor de tu vida.
Día 23: Una canción que quieres para tu boda.
Día 24: Una canción que quieres para tu funeral.
Día 25: Una canción que te hace reír.
Día 26: Una canción que puedes tocar con algún instrumento (o te gustaría).
Día 27: Una canción que has cantado o te gustaría poder cantar con público.
Día 28: Una canción que te activa.
Día 29: Una canción de tu infancia.
Día 30: Tu canción favorita en este momento.

Así pues, hoy toca poner mi canción favorita, lo cual es algo harto difícil, porque hay muchísimas que podrían ocupar ese lugar... Y me pasa lo mismo con bastantes de las categorías, así que me he marcado la regla adicional de no repetir intérprete (salvo que sea totalmente imprescindible), para acotar un poquito más... Y aún me cuesta! XD

En fin, después de pensarlo bastante (no exagero si digo que he estado horas, que empecé a escribir esta entrada sobre las 2 ó 3 de la madrugada y son ya las 7.30) y de ir sustituyendo unas canciones por otras, creo que al final me voy a quedar con una de Travis, grupo que me encanta desde hace años y del que no hay una sola canción que no me guste, y va a ser "Somewhere else", perteneciente al disco "12 memories".

¿Por qué? Pues porque es una de esas canciones que la primera vez que escuché me llegó... Bueno, he de decir que tengo predilección por las canciones tristes o agridulces y ésta lo es... Tiene su toque de ironía amarga, cuando sabes que algo mejorará pero lo hará después de que te hayas dado por vencido y te hayas ido.

En fin, aquí os dejo el tema:


Aquí os dejo la letra:

Home and away
life goes on the same,
you bury the pain
and hold on to love;
hear the song or sing along,
but what does it change?

Oh, this life is so confusing,
feels like I'm always losing.

We come in
knowing everything
but you don't say a word
'til they teach you the way;
words are found so close to the edge
that we don't dare say.

And this will turn into something else,
something else,
but when it does I'll be somewhere else,
somewhere else,
where else?

And you say
I should be myself
despite all the wrong
dragging you back;
forgive and then forget
and on and on and on and on.

This life is so confusing,
feels like I'm always losing.

And this will turn into something else,
something else,
but when it does I'll be somewhere else,
somewhere else,
where else?


Y aquí la traducción:

En casa y fuera
la vida es siempre igual,
entierras el dolor
y te aferras al amor;
escuchar la canción o cantarla
pero, ¿qué cambia eso?

Esta vida es tan confusa,
parece que siempre estoy perdiendo.

Nosotros llegamos
sabiéndolo todo
pero no dices una palabra
hasta que te enseñan la manera;
las palabras se encuentran tan cerca del límite
que no nos atrevemos a decir.

Y esto cambiará a alguna otra cosa,
alguna otra cosa,
pero cuando lo haga estaré en algún otro lugar,
algún otro lugar,
¿qué otro lugar?

Y tú dices
que debería ser yo mismo
a pesar del mal
arrastrándote hacia atrás;
perdonar y luego olvidar
y otra vez, y otra vez, y otra vez, y otra vez.

Esta vida es tan confusa,
parece que siempre estoy perdiendo.

Y esto cambiará a alguna otra cosa,
alguna otra cosa,
pero cuando lo haga estaré en algún otro lugar,
algún otro lugar,
¿qué otro lugar?